Inseguridad en Mendoza

Atraparon a dos sospechosos del crimen del finquero de Lavalle

Este martes por la tarde la Policía logró detener a los dos imputados en el asesinato de Teodoro Carmona, de 74 años

Por UNO

(Editado por Raúl Adriazola) Gracias a las tareas de investigación y a un llamado anónimo al 911, personal policial logró detener en Barriales, Junín, a dos sospechosos imputados en la causa por el asesinato de Teodoro Carmona, de 74 años, ocurrido el pasado miércoles 18 en Lavalle y donde los asesinos se llevaron su camioneta Ford Ranger y dinero en efectivo. Los detenidos son Alessandro Ariel Báez, de 20 años, y Daniel Esteban Traslaviña, de 28, ambos domiciliados en calle Palomares, de Lavalle.

Este martes, pasadas las 16.30, personal de Homicidios de la Policía de Mendoza solicitó apoyo al haber logrado hallar la ubicación de los dos sospechosos por el crimen de Carmona en la calle Santa Elena (S/N), a 200 metros al Sur de Ruta 60, en Barriales. Los imputados estaban escondidos en una finca, y la policía fue alertada sobre movimientos sospechosos, lo que sumado a la tarea de Investigaciones permitió dar con el paradero de los hombres que eran intensamente buscados. Al notar el despliegue policial, Báez y Traslaviña intentaron escapar a pie, pero fueron alcanzados y capturados, siendo trasladados a la Comisaría 36° por orden de la Fiscal, Doctora Claudia Ríos.

Seguir leyendo

El crimen de Teodoro Carmona, un finquero de Lavalle, tiene como hipótesis principal que fue un hecho planeado por delincuentes que tenían el dato que el hombre había cobrado $200 mil producto de la cosecha de zapallos, quienes escaparon en la camioneta de la víctima, la cual fue encontrada luego y es clave para la investigación. La causa fue caratulada como homicidio criminis causa.

El chacarero fue hallado muerto por una vecina en la puerta de su casa, el miércoles pasado, aparentemente ultimado a golpes en el cráneo, en la finca ubicada de calle San Martín, entre calle 6 y 7, en Las Violetas, Lavalle. La mujer avisó al hijo de Carmona, y realizó la denuncia al 911, comenzando la búsqueda del rodado, el que fue hallado al día siguiente en Rodeo del Medio, con quemaduras en el asiento del conductor, seguramente intentando borrar las huellas de los asesinos.