Juicio por jurado

Asalto a un blindado: "No entiendo por qué la fiscal Claudia Ríos se ensañó con mi persona"

Víctor García es juzgado por el atraco a un camión de caudales en la Universidad Maza y el asesinato del policía Eduardo Correas en 2008. Aseguró que es inocente

Luego de 13 años del homicidio del Cabo Eduardo Correas en un intento de asalto a un camión de caudales en la Universidad Juan Agustín Maza, de Guaymallén, un tercer imputado está en el banquillo de los acusados y un jurado popular pasó a deliberar si lo considera culpable o no. Víctor García aseguró que no sabe por qué está allí y no entiende por qué la fiscal de Homicidios Claudia Ríos se ensañó con él, a quien criticó y dijo que trabaja mal.

"Buenas noches", comenzó García luego que la Jueza Nancy Lececk le diera la palabra luego de los alegatos de cierre en la mañana de este miércoles. "Me siento muy mal porque me encuentro mal. La verdad ni sé por qué estoy acá".

Seguir leyendo

"Tengo problemas respiratorios, de presión, de corazón, de muchas cosas. No sé cuántos años me pueden quedar, pero sí quiero que se haga justicia porque yo no fui y no tengo nada que ver", expresó el imputado entre balbuceos y quebrado.

juicio por jurado victor garcia blindado universidad maza 2.jpg
Víctor García aseguró que él no participó en el asalto al blindado que terminó con la muerte del Cabo Eduardo Correas.

Víctor García aseguró que él no participó en el asalto al blindado que terminó con la muerte del Cabo Eduardo Correas.

"Todos estos años estuve y he hecho muchas cosas buenas. Trabajé en YPF, en la Bolsa de Comercio de Mendoza, en el puerto seco. Luché, pero siempre con la cabeza en alto, con mis convicciones, tratando lo mejor para mi vida y mi familia. Soy una persona que sobre todas las cosas creo en Dios y en el karma", agregó García.

Y siguió: "No entiendo por qué la fiscal Claudia Ríos se ensañó con mi persona, como el fiscal Fernando Guzzo. No tengo la menor idea qué tienen en contra de esta causa. Vi todo lo que pasó por mis ojos y por mi cabeza. Todo el sistema que armaron les sirve a ellos".

juicio por jurado blindado universidad maza fiscal claudia rios.jpg

"No sé a dónde quiere llegar con su carrera la fiscal Ríos si está así trabajando tan mal. Si ella tiene el propósito en la vida de ser jueza y condenar gente como lo hace ahora, sin saber nada de nada, pobre la justicia. Del señor Guzzo no puedo decir nada porque no lo conozco, pero yo sé todas las cosas que hizo para dejarme donde estoy, negarme la domiciliaria con mi incapacidad del lado derecho", arremetió Víctor García.

A pesar de todo lo que dijo, aseguró que no quiere darle lástima a nadie. "Yo también deseo que se haga justicia, pero no sobre mi persona que no hice nada. Lo único que quiero es libertad, trabajé toda mi vida, trato de ser una persona paciente, honrada, no soy un malviviente, no tengo armas de fuego, no estoy ni ahí con todas esas cosas. Soy una persona de palabra. No quiero más que me digan que soy culpable de algo que no hice", aseguró una vez más entre lágrimas.

Alegatos

"Se pudo demostrar la autoría o coautoría del señor Víctor García", comenzó la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, sobre el acusado por el hecho ocurrido a las 20 el 1 de septiembre de 2008, en la puerta de la Universidad Maza, en Guaymallén, en un día que corría viento Zonda.

"Varios testigos indicaron que la tragedia podría haber sido mayor, ya que los alumnos eran muchos de las diferentes carreras", que ese día no estaban porque se habían suspendido las clases.

El camión blindado del Banco Regional de Cuyo fue baleado por el frente, por un costado y por detrás. Uno de los delincuentes fue herido y lo subieron a la camioneta Toyota Hilux doble cabina blanca con vidrios polarizados en la que llegó parte de la banda. "Testigos escucharon que le decían 'apurate o te dejamos'".

"El cabo Eduardo Correas se interpuso en la línea de fuego mientras le disparaban a su compañera Natalia Cortéz. Cubrió a Natalia Cortéz, quien fue herida en el brazo y en un pie. Múltiples heridas de arma de fuego tenía Correas y aun así testigos indicaron lo remataron. Aún arrodillado, cubriendo a su compañera, uno de los malvivientes regresó y le dio un disparo en su nuca", detalló la fiscal.

Fueron tantos los disparos que recibió Correas, y con armas poderosas, que los proyectiles traspasaron las plaquetas de su chaleco antibalas.

"Se encontró una gran cantidad de vainas. El malviviente herido fue dejado en el barrio Huarpes, en Godoy Cruz, donde dispararon varias veces para simular un robo, pero luego esas vainas coincidieron con las halladas en el lugar del hecho y en el allanamiento efectuado en la casa del hoy condenado Víctor Rubén Vargas", alegó Ríos.

En la vereda de la Universidad se encontró un celular que no paraba de sonar después de la fuga de los delincuentes y también un arma 9 mm.

"Ese celular recibía llamadas y se estableció por la empresa Nextel que momentos antes del hecho e inmediatamente después del hecho, la llamada era de Víctor García quien estaba agendado como Vic", manifestó la fiscal.

Además, sostuvo que ese mismo día, un rato antes, ingresó al 911 un llamado en el que alertaban sobre una bomba en el Shopping y que esto fue para persuadir y poder llevar a cabo este hecho que terminó con la muerte de Correas y las heridas a Cortéz.

Eduardo Correas murió desangrado por la cantidad de disparos que tenía y Natalia Cortéz sufrió heridas por dos disparos por lo que tuvo dos años de tratamiento psiquiátrico, nueve meses sin goce de sueldo y después de este tiempo le dieron de baja en la Policía de Mendoza.

"Víctor García es culpable. Que se dicte el veredicto de culpabilidad por unanimidad por homicidio triplemente agravado por uso de arma de fuego, por ser policía y por criminis causa, matar para robar. Robo que quedó en tentativa porque no se llevaron el dinero, y agravado por uso de arma de fuego, en poblado y en banda", concluyó Ríos.

Por su parte, el fiscal jefe de Homicidios, Fernando Guzzo, sostuvo: "Que no se lo haya visto no quiere decir que no haya participado en el hecho", y ejemplificó con el personaje del Profesor en la serie La Casa de Papel, en la cual el autor intelectual nunca estuvo dentro del banco donde se cometió el robo, sin embargo, sin él no se podía haber llevado adelante el hecho.

juicio por jurado blindado universidad maza fiscal fernando guzzo.jpg
El fiscal Jefe de Homicidios, Fernando Guzzo.

El fiscal Jefe de Homicidios, Fernando Guzzo.

"El blindado tenía muchos impactos de bala y había muchos tiradores. Cortéz dijo que los atacaron desde muchos lugares y desde arriba de la caja de la camioneta. Se encontraron 104 vainas en la vereda de la facultad, 57 del mismo calibre de un arma automática tipo ametralladra", aportó Guzzo.

También hizo referencia a los abogados de García: "La defensa relata, no prueba, no logra poner en crisis a la verdad. Incorpora información falsa y de forma parcial porque selecciona lo que le sirve y sé que puedo rebatir todos sus argumentos con pruebas".

El defensor Mariano Servente, dijo: "Tenemos una persona sentada que necesita justicia y que pague su pena diciendo que un testigo lo marcó o una pericia contundente, pero no pasar el resto de su vida pensando por qué me condenaron y por qué algo tan vago pudo ser tan contundente".

juicio por jurado blindado universidad maza defensor mariano servente.jpg
El defensor Mariano Servente pidió la absolución de Víctor García.

El defensor Mariano Servente pidió la absolución de Víctor García.

"Trato de adivinar la acusación, porque no se dijo ni explico qué hizo. Voy a tratar de adivinar si García hizo tal cosa o si fue esencial su participación. No intervino en la ejecución, no tomó dominio del hecho, aunque cuando lo hubiese ideado, no hay una participación en el hecho ni siquiera ejecutiva. Está claro que es una participación secundaria y voy a solicitar la absolución, no culpable por el beneficio de la duda".

Y agregó: "No vamos a saber cómo lo hizo si se lo considera culpable, y no hay nada más terrible que ser condenado por algo que no hizo".