En la Universidad Maza

Asalto al blindado: 15 años de prisión para el último acusado por el crimen de un policía

Víctor García Rivera fue condenado por participación secundaria en el homicidio criminis causa del cabo Correas, durante el asalto al blindado en el 2008

Víctor Miguel García Rivera era el último acusado por el asesinato del cabo Eduardo Jesús Correa. Este crimen ocurrió el 1 de septiembre del 2008, en ocasión del asalto al blindado que se disponía a retirar el efectivo del cajero automático de la Universidad Maza. Este miércoles recibió la pena máxima que se había pedido el fiscal Fernando Guzzo: 15 años de prisión.

Por este hecho ya habían sido condenados a prisión perpetua Víctor Vargas Cabello y Darío Alejandro Cantos. En tanto, otras personas que participaron no fueron identificadas hasta el momento.

Seguir leyendo

VEREDICTO DEL JUICIO POR JURADOS POR EL ASALTO AL CAMIÓN BLINDADO DE LA U MAZA

García Rivera fue detenido recién el año pasado, luego de varios años de haberse ocultado de la Justicia de Mendoza. Este miércoles a la tarde se lo consideró autor responsable con participación secundaria del asesinato criminis causa de Eduardo Correas. Se lo declaró, además, reincidente, porque ya tenía una condena previamente cumplida.

En las mismas circunstancias fue herida la oficial de policía Natalia Cortez, a quien Correas había querido cubrir cuando recibió los 15 tiros con los que fue abatido.

juicio por jurado victor garcia blindado universidad maza.jpg
Víctor García Rivera dijo ser inocente por el asalto al blindado en Guaymallén.

Víctor García Rivera dijo ser inocente por el asalto al blindado en Guaymallén.

En el momento de su declaración, Víctor García Rivera dijo ser inocente, y aseguró que la fiscal Claudia Ríos se había "ensañado" contra su persona, y que él no sabía por qué estaba en el banquillo de los acusados durante el desarrollo del juicio que terminó con su condena.

Sin embargo, se determinó que García Rivera participó del hecho ya que era quien llamaba al celular que se encontró en la escena del crimen. En ese momento, el contacto en el celular estaba guardado como "Vic".

También se lo relacionó con la llamada que, instantes antes del robo al blindado, se realizó al centro comercial situado en la cercanía de la Universidad Maza para denunciar una "amenaza de bomba" y que estaba destinada a ser una distracción para la policía.

Temas relacionados: