Policiales Lunes, 3 de septiembre de 2018

Al penal el acusado de matar de un ladrillazo a un joven

El 12 de agosto, Roberto Díaz (27) fue herido en Nueva California, San Martín, y murió a fines de ese mes. Días después, fue detenido el principal sospechoso.

En las próximas horas pasará al penal un joven que fue acusado de asesinar a otro a mediados del mes pasado en San Martín. El hecho ocurrió en medio de una pelea entre familias y la víctima fatal recibió un ladrillazo en la cabeza.

El ataque sucedió en medio de una pelea campal que tuvo lugar en las últimas horas del 12 de agosto pasado. Cerca de las 22, un grupo de personas se presentó en un domicilio ubicado en calles Braseras y Molinari, en el distrito de Nueva California.

Allí reside la familia Fournier, con quien tiene problemas de vieja data. El lugar se transformó en una especie campo de batalla donde no faltaron gritos, golpes de puño y objetos que eran arrojados. Tres fueron los heridos por el hecho: una mujer de 63 años y su nieta de 26 que residen en el lugar; y otro chico de 27, parte de la familia antagónica.

Si bien las mujeres sufrieron lesiones leves, el muchacho sufrió un impacto de ladrillo en su cabeza que lo dejó inconsciente. Minutos después ingresó al Hospital Sícoli de Lavalle y fue derivado al Hospital Central.

Roberto Díaz padeció hundimiento de cráneo y estuvo internado hasta el jueves pasado, cuando los médicos del nosocomio de calle Alem constataron su deceso.

Una vez que fue notificado sobre esto el fiscal del caso, Gustavo Jadur, decidió cambiar la calificación del expediente a homicidio simple y libró una orden de captura para el principal sospechoso de arrojar el ladrillo.

En la mañana del sábado, Maximiliano Alexander Luna Fournier (21) fue detenido tras un allanamiento en el callejón Los Chacareros, ubicado 20 metros al sur de calle Quintana, en Luján de Cuyo. Personal de la Unidad Investigativa (UID) de San Martín lo trasladó a una dependencia policial y quedó a disposición del fiscal Jadur.

El magistrado lo imputó por homicidio simple y ordenó que sea trasladado al penal, lo que ocurrirá en las próximas horas luego de que realicen la actualización de su prontuario y demás trámites de rigor.

Fuentes judiciales comentaron que con la detención queda prácticamente esclarecido el hecho de sangre, ya que todas las pruebas testimoniales apuntaban a Luna como el autor del asesinato.