Policiales Sábado, 1 de septiembre de 2018

Al menos 20 detenidos por nuevos ataques a supermercados en Mendoza

Un grupo de personas ingresó al Carrefour de Tupungato. Además hubo un intento similar el Átomo del barrio San Martín. Aumentan la vigilancia policial en estos comercios.

Dos supermercados tuvieron serios problemas durante la tarde de este sábado en Mendoza. El primero fue el Carrefour de Tupungato, ubicado en calle Belgrano, frente a la rotonda del reloj. El segundo fue la sucursal de Átomo del barrio San Martín, en el que personal de infantería tuvo que organizar el ingreso al local y actuar en las inmediaciones. Hay una veintena de detenidos y cuatro policías heridos.

Los hechos se suman a los ataques que se produjeron durante la jornada de viernes en otros supermercados de la provincia. Concretamente a las sucursales Guaymallén y Luján de Átomo y un supermercado chino de Godoy Cruz.

En Tupungato un grupo de personas, aparentemente convocado a través de Whatsapp, se ubicó en la vereda de la sucursal de Carrefour con intenciones de ingresar en forma violenta y robar lo que pudieran.

En un momento determinado, y a pesar de que en el lugar se encontraba un móvil policial, unas 15 personas ingresaron corriendo al local, por lo que los uniformados actuaron inmediatamente en forma disuasiva, para lo que tuvieron que llamar refuerzos.

Vecinos de Tupungato registraron en video varios episodios del ataque al comercio. Incluso quedaron registradas sus quejas por la situación e insultos a quienes se metieron por la fuerza al local.

Como saldo de estas acciones desde el Ministerio de Seguridad informaron que hay 4 policías con heridas leves y también detenidos, pero no precisaron la cantidad. Trascendió que son 16 los aprehendidos.

En la sucursal barrio San Martín del Átomo hubo intentos de ingresar con el ánimo de producir desmanes y arrebatos. Por eso personal de Infantería ordenó la entrada de los clientes uno por uno.

Sin embargo, en las adyacencias del local se produjeron escaramuzas, por lo que el personal policial tuvo que actuar y detuvo a cuatro personas. Esto provocó que algunos vecinos atacaran a piedrazos la comisaría exigiendo la liberación y multiplicando el accionar policial.

Vecinos de este barrio también filmaron el episodio.