País Miércoles, 26 de septiembre de 2018

Desbaratan grupo paramilitar neonazi en cuatro provincias

Una de las células estaba en Mendoza. Hubo 27 allanamientos y en Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba, secuestros.

Nueve personas sospechosas de integrar un grupo paramilitar que reivindicaba al coronel carapintada Mohamed Seineldín, que poseían uniformes castrenses y libros de ideología nazi, fueron detenidas en un operativo realizado en Mendoza, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires.

El procedimiento consistió en 27 allanamientos por efectivos de la Policía de la Córdoba y fuerzas federales en el resto de las provincias.

La organización se autodenominaba Compañía de Reserva Teniente Coronel Mohamed Alí, en alusión al extinto militar que fue condenado a prisión por participar del alzamiento carapintada de 1988 y haber sido el ideólogo del sangriento levantamiento de 1990.

Según se supo, se realizaron 26 allanamientos en Córdoba, Mendoza, Rosario, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las localidades bonaerenses de Glew, Moreno, Morón, San Miguel, San Isidro y Haedo.

El operativo fue realizado merced a una denuncia realizada por el Ejército Argentino y las órdenes de allanamiento fueron emitidas por el Juzgado Federal de Bell Ville.

Según la información difundida por el sitio Cadena 3, participaron de los allanamientos unos 550 efectivos de fuerzas provinciales y federales.

Durante el procedimiento se arrestó a nueve personas que tenían en su poder un verdadero arsenal, que incluía armamento de guerra de grueso calibre, además de uniformes militares, mientras que en los sitios allanados se encontró también bibliografía nazi.

Según el mismo sitio, los operativos fueron ordenados por el juez federal de Bell Ville, Sergio Pinto, luego de una denuncia radicada por el propio Ejército Argentino.

La denuncia de la fuerza fue presentada luego de una investigación llevada a cabo durante al menos seis meses por la División de Inteligencia Antiterrorista (DIA) de Córdoba.

Según un parte interno difundido por el sitio del diario cordobés La Voz del Interior, "se logró establecer que este grupo tenía una estructura similar a una reserva del Ejército, tenían roles y jerarquías militares, así como también divisiones internas (jefatura, inteligencia, infantería)".

Los detenidos "realizaban ejercicios de instrucción militar y utilizaban armas de fuego para realizar tal tarea sin la necesaria autorización", siempre de acuerdo con el mismo parte.

Entre lo incautado se encuentran armas de fuego de diferentes calibres, uniformes militares, credenciales, insignias y jerarquías militares apócrifas.

Además se secuestraron cascos balísticos, chalecos antibalas, equipo táctico, armas de fabricación casera, máscaras de gas; telefonía celular, computadores y gran cantidad de municiones".