Futbol Sábado, 30 de diciembre de 2017

Les pusieron un moño

Pastore y Di María están "a la venta". El PSG necesita desprenderse de jugadores por imposición de la UEFA y los argentinos son número puesto.

Si quiere cumplir con las reglas del fair-play financiero de la UEFA, el París Saint- Germain debe vender jugadores en el mercado de enero, que comienza el lunes, y entre los nombres que podrían abandonar el club francés suenan insistentemente dos argentinos, Javier Pastore y Ángel Di María.

Las cuentas no son sencillas para los dirigentes del PSG después de su inversión récord de la pretemporada, con 400 millones de euros gastados para contratar a dos superestrellas como Neymar y Kylian Mbappé.

Según la prensa deportiva francesa, el club necesita de 60 a 70 millones de euros de aquí a finales de junio para comenzar a reequilibrar sus cuentas y respetar el reglamento de la UEFA.

Pero los jugadores por los que podría ingresar altas cantidades y que el París SG estaría dispuesto a perder no son muchos.

Se encuentran sobre todo en el ataque: Javier Pastore (28 años), fichado en 2011 por 42 millones de euros, Lucas Moura (24 años, 40 millones de euros) y Ángel Di María (29 años), fichado en 2015 por 63 millones de euros.

Con pocos minutos en la primera parte de la temporada, Pastore y Di María parecen en la pole position de posibles salidas en la reapertura del mercado.

Los dos argentinos quieren jugar más frecuentemente, pensando en el Mundial de Rusia-2018, por lo que ir a otro equipo podría ser una solución satisfactoria para todas las partes.

En el caso de Pastore, por ejemplo, la posibilidad del Inter de Milán ha aparecido en la prensa, pero el club italiano está también amenazado con sanciones por el fair play financiero, lo que complica la operación.