Fútbol Rosario Central
Una pésima noticia

Tragedia: mataron a un chico de 13 años que jugaba en las inferiores de Rosario Central

Un chico de 13 años que jugaba en las inferiores de Rosario Central llamado Lucas Vega Caballero fue asesinado producto de una balacera que tuvo lugar el lunes

Por UNO

Lucas Vega Caballero, de 13 años, quien se desempeñaba en las inferiores de Rosario Central, fue asesinado producto de una balacera que tuvo lugar el lunes por la noche y en la que resultaron heridos otros tres adolescentes según informó al entidad rosarina.

"Lamentamos profundamente el fallecimiento de Lucas Vega, a sus 13 años, quien fuera jugador de nuestra institución en las divisiones infantiles. Enviamos nuestro pésame a la familia en este difícil momento, nos sumamos al pedido de justicia y exigimos el esclarecimiento de la muerte de Lucas", indicó el club a través de un comunicado en sus redes sociales.

►TE PUEDE INTERESAR: La mujer árbitro que fue golpeada brutalmente por un jugador tiene serios problemas de salud

Lucas-Vega-Rosario-Central-niño-asesinado-1.jpg

Según los primeros informes, el joven quedó en medio del enfrentamiento y fue alcanzado por las balas que provenían desde un vehículo cuando estaba en la esquina de Génova y González del Solar junto a su hermano y unos amigos.

►TE PUEDE INTERESAR: Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile relanzaron la candidatura para el Mundial 2030

Uno de los proyectiles impactó en el pibe de Rosario Central

El hecho ocurrió cerca de las 22.30 del lunes, tal y como informó el sitio Rosario 3, el cual destacó que uno de los proyectiles impactó en el pecho de Vega.

Por su parte, el episodio dejó el saldo de tres jóvenes heridos de 15 años: el hermano de Lucas, Javier, recibió un disparo en su pierna derecha y por eso fue trasladado de urgencia al hospital Eva Perón de Granadero Baigorria. Mientras que otro adolescente recibió impactos en la ingle y en el tobillo, y otro un tiro en la pierna izquierda.

Si bien, Rosario se convirtió en una de las ciudades más peligrosas, no dejó de sorprender que en la esquina se encontrara 20 vainas servidas calibre 9 milímetros.

El caso se encuentra en proceso de investigación por la fiscal Gisela Paolicelli. Del hecho, lo único que saben hasta el momento es que los asesinos escaparon en un automóvil rápidamente.

Temas relacionados: