Cristian Andrés García (32) debe estar en la retina de varios hinchas de Godoy Cruz. El Rusito, sanrafaelino de nacimiento, recordó desde Ecuador (juega en el Manta, de la segunda división) su paso por el Tomba, lo bien que le fue en Colón de Santa Fe y parte de su trayectoria.

Te puede interesar: La exuberante esposa del colombiano que sonó en el Tomba

 Embed      

"Para mí era un sueño poder volver a mi tierra y poder defender los colores de Godoy Cruz y quedarme mucho tiempo. La verdad es que yo venía con problemas de pubalgia y me pasaron factura. El (DT Martín) Palermo quería ponerme pero yo no podía jugar. Los dolores eran insoportables hasta que llegó un momento donde tuve que operarme de dos hernias inguinales en el hospital Italiano", le dijo a Ovación desde Ecuador.

 Embed      

Te puede interesar: Antonela Roccuzzo explotó Instagram, ¡vestida para la guerra!

 Embed      
 Embed      

Y añadió: "Es una pena, no pude mostrar nada pero bueno, así es el fútbol, no era el momento de irme pero el fútbol al veces te hace tomar decisiones y no siempre son acertadas".

-¿Cómo has pasado estos momentos de la pandemia?
-La verdad bastante que he estado bien dentro de todo, tomando todas las precauciones y haciendo lo que dicta el gobierno. El club se ha portado muy bien con el equipo entero.

-¿Hay muchos contagios en el lugar donde estás?

-En realidad Manabí es grande y es la segunda parte más contagiada del país, pero por suerte nosotros donde vivimos no hay tantos. Estamos encerrados, ya que estoy con mi familia, sólo salgo para comprar.

-¿Cómo te afecta económicamente el parate del fútbol?

-Bueno, la parte económica es importante como para todo el mundo. No son tiempos fáciles, en nuestro caso el Manta solicitó el 50% de descuento de los contratos ya que la televisación y sponsors se fueron hasta nuevo aviso de la vuelta del fútbol

Estamos amoldándonos a lo que toca en estos tiempos, pero con las mismas ganas de seguir haciendo lo que uno ama, sobre todas las cosas siempre poniendo la salud por delante que en definitiva es lo más valioso que tenemos como seres humanos.

-¿Qué pasará con tu contrato en el Manta?

-A mi contrato lo cumpliré en esta institución, me dio mucho, me dejó volver al mercado como quien dice de los futbolistas y la verdad que en ningún momento se me cruzó por la cabeza irme. Quiero quedarme y lograr el ascenso a la Serie A con el Manta.

-¿Cómo te fue el último año en el club?

-Llegué para jugar 18 partidos del año anterior, de los cuales disputé los últimos 10, tuve la suerte de hacer 7 goles y pude renovar con el club gracias al presidente que quiso contar conmigo para este año.

-¿Un amigo que te dejó el fútbol?

-Tengo un amigo del fútbol por ahora, que es de toda la vida, es Eduardo Mario Jesús burruchaga, que vive en Salta y juega en Gimnasia y Tiro.

-En internet figura que tuviste problemas con los DT de Murcia y Tenerife ¿Fue así?

-No jaja, una vez me lo dijeron también, pero es mentira. Me fui del Mjurcia porque me salió la posibilidad de ir a Godoy Cruz, llevaba dos años en España y me ilusionó muchísimo volver a un lugar que está a 200 kilómetros de mi casa.

En el Tenerife no seguí porque me llamó de Colón un amigo, el Bichi Fuertes y la verdad me encanté. Pero igual de ese club me fui porque el técnico ponía un equipo de local y otro totalmente diferente de visitante, nunca lo había visto jaja.

-¿Cómo fue tu paso por Rumania?

-Rumania fue algo especial, yo no quería ir pero bueno, la gente que me había comprado quería que fuera, entonces no tenía opciones. No fue feo pero no entendía nada jaja, daban la charla en tres idiomas y todavía sigo esperando que me la den en castellano después de 5 años.

-También jugaste en primera división en Quilmes y Colón ¿Qué decís?

-Creo que Colón fue el equipo que más me llegó a nivel sentimental, es una ciudad hermosa, el club es increíble, su gente es apasionada. Quedó pendiente no haber podido demostrar como también en el Tomba.

Quilmes también es un club hermoso pero había mil problemas, justo el dirigente que me llevó era de la anterior comisión directiva. Después de estar dos meses hubo elecciones cambió la dirigencia, trajeron a otro técnico y me dijo que no me van a tener en cuenta porque yo era de la otra dirigencia. El equipo acababa de empatar 1 a 1 con Independiente e hice el gol, pero me apartaron igual del equopo, así que pasaron unos mese, me fui y el club descendió a la B Nacional (ahora se llama Primera Nacional).

-Qué recordás de aquel título que ganaste en Banfield en 2009, donde estabas con otro mendocino, Cristian Lucchetti?

-Uff, esos momentos fueron inolvidables que estarán siempre en mi mente y mi corazón. Tuve la suerte de quedar en la historia del club y de compartir y aprender con grandes jugadores, incluso con uno de los mejores como el Laucha, que es un tipazo en todos los sentidos.

La verdad que estoy muy agradecido al club y seguimos siendo los únicos campeones del club en primera división en toda su historia jaja-

-¿Quién descubrió tus condiciones y te llevó a probar a un club?

-Me inicié en Club atlético San Luis, el primero que me vio fue el señor Manquepi y después me llevó el Gaucho Rodríguez a Monte Comán y de ahí salté a Banfield gracias a él. Acá estamos por suerte hasta donde Dios diga, pero con.muchas ganas de seguir mucho tiempo más, ojalá tenga la suerte de volver a jugar en algún club de Mendoza otra ves y demostrar en mi tierra.

Su trayectoria

  • Club Atlético Banfield (2006-2011)
  • Real Murcia de España (2011-2013)
  • Godoy Cruz (2013-2014)
  • Tenerife de España (2014-2015)
  • Colón (2015)
  • Chiajna Rumania (2016)
  • Quilmes (2016)
  • Gimnasia y Esgrima Jujuy (2017)
  • Deportivo Madryn (201-2018)
  • Juventud Antoniana (2018)
  • Club Sportivo Italiano (2019)
  • Manta de Ecuador (2019-2020)

Su familia

Está integrada por su esposa, Carolina (31); y sus hijos, Tadeo (6 años), Francesco (3) e Isaac (11 meses)

Temas relacionados: