Se jugaban 20' del primer tiempo entre Independiente Rivadavia y Temperley, en la cancha del Gasolero, en el choque por la 13ª fecha de la Primera Nacional y apareció la primera jugada polémica del partido.

El árbitro Julio Barrazza marcó un penal a favor del local, luego de que Sebastián Prieto cayera dentro del área Azul, luego de un cruce con Julián Marcioni.

De inmediato, todos los jugadores leprosos le reciminaron por la desición, pero nada pudieron hacer para evitar la apertura del marcador a favor del equipo anfitrión.

¿Para vos fue penal?

 Embed      

Así fue el gol de Prieto

 Embed