"Me gustaría dirigir a Gimnasia, San Martín o Godoy Cruz, pero no depende de mí. Sigo buscando experiencia, como cuando estuve cuatro meses en Getafe con Juan Esnaider y Mauricio Elena", dijo el ex delantero Gustavo Reggi (46), quien el domingo pasado se coronó campeón del torneo de Apertura del fútbol hondureño con Olimpia, al golear 4-0 a Marathon y superar al Motagua por diferencia de goles.

El Gringo (es ayudante de campo) logró la conquista con el DT Pedro Troglio y con el preparador físico -también mendocino- Pablo Martín.

El ex San Martín y Levante de España tiene tres hijos Nicolás (19), Gianluca (17) y Thiago (12).

  Te puede interesar: Ricky Centurión habría tenido otra noche de excesos

-¿Cómo viviste esta consagración en el fútbol hondureño?

-La verdad es que estoy muy contento. Hace cinco meses que estamos acá, nos trajeron para lograr este objetivo y por suerte se logró un campeonato muy bueno. También obtuvimos el récord de puntos en la historia de la liga hondureña y solo nos quedó el gusto amargo de quedar afuera de las semifinales de la Copa Concacaf

-¿Qué decís del cuerpo técnico que armaron con Troglio y Martín?

-Ellos vienen trabajando desde hace mucho desde la era de Godoy Cruz, hace como 15 años. El ayudante de Pedro (Troglio) fue para otro rumbo, había conseguido trabajo en Cerro Porteño, como siempre estuvimos en contacto me lo propuso y la verdad es que me gustó la idea, por suerte conozco al profe Pablo y aparte de ser muy buenos profesionales, me sentí a gusto. Fui uno más en trabajo y en opiniones.

-¿Cómo es Troglio como DT? ¿Tienen una gran amistad?

-La amistad viene de cuando jugamos en Gimnasia La Plata, donde salimos subcampeones detrás de Boca. Después tuve la posibilidad de ir a Boca, pero la relación siempre fue buena, cuando él iba a Mendoza a jugar pasaba a visitarlo, eso llevó a que me tuviera en cuenta y confiara en mí en este nuevo proyecto.

-¿Fue difícil dejar el fútbol mendocino e irse a Honduras? ¿Qué te llevó a tomar esa decisión?

-No fue tan difícil porque yo recién arrancaba como DT. la verdad que en Mendoza se hace difícil dirigir. Quizá buscan técnicos de mayor experiencia o que estén fuera de Mendoza, salvo en esta etapa donde Gimnasia tiene DT mendocino, Huracán también.

Arranqué en Huracán, donde Rafael Guardini me dio toda la confianza, tuvimos un buen torneo conde llegamos a los play offs y fuimos eliminados por Crucero del Norte. En el segundo año tomé la decisión de irme, cuando ya estábamos clasificados, confiaba en el equipo y después el Cachorro (Abaurre) hizo lo suyo para pelear por un ascenso.

-¿Qué les deparará el 2020? ¿Seguirán en Olimpia?

-Tenemos contrato por otro medio año más, pero por ahí viene otro club y le puede ofrecer algo interesante a Pedro, pero es una decisión que tomará él. Acá lo quieren mucho, logramos algo que se le venía negando hace tres años al equipo grande de Honduras.

El año que viene queremos repetir  la hazaña de este año y se suma que en octavos debemos jugar los octavos de final de la Concacaf Champions con el campeón de la MLS.

-¿Cómo es ese club?

-Es el más grande de Honduras, tiene el 70 por ciento de los hinchas, es el club más ganador con 31 títulos. Es un club ordenado.

-¿Se han cruzado con el otro mendocino que está en Honduras, Diego Vázquez?

-Sí, Diego venía ganando varios títulos, es el que le venía aguando la fiesta a Olimpia, es el más ganador de Motagua, como jugador y técnico. Este año tuvimos un 80% de efectividad en los partidos, ganamos los clásicos con Real España, Marathón y Motagua.

-¿Cómo es el lugar donde vivís? ¿Disfrutás de la playa?

-No, nosotros estamos en Tegucigalpa, tenemos la playa lejos. Cuando tuvimos dos o tres días de vacaciones, pero después no tuvimos tiempo.

-¿Cuál es el momento que más recordás de tu carrera: cuando fuiste goleador del fútbol argentino con Ferro o tu etapa del Levante?

-Son dos etapas lindas y diferentes. Fui goleador del fútbol argentinoy eso te abre puertas después de jugar en San Martín. Después en Levante fue lindo porque conseguimos títulos, ascenso, jugamos en primera división y con todos esos monstruos. También fue lindo mi retiro en San Martín porque lo pude disfrutar con mis hijos.

-¿Recordás el momento que te llevaron a probar a un club?

-Cuando era chico fui a probarme a River y  a Vélez y quedé en los dos equipos. Cuando fui a Vélez Gareca me hizo la conexión. quien en ese momento jugaba de nueve. Lo que pasa es que en esos momentos era más complicado sacar los pases y no pude ir a Vélez.

-¿Volverías al Globo y a San Martín?

-Sí, a San Martín volvería siempre. Soy socio, hincha y es todo para mí. Me inicié a los 11 años en ese club y me retiré a los 40. Me gustaría poder lograr algo como DT con ese club. Me dio todo.

Seguir leyendo