Diario Uno > Fútbol > Estefanía Banini

La capitana volvió a casa: "La gente entendió que no nos íbamos a dar por vencidas"

Estefanía Banini volvió a Mendoza después de guiar a la Selección argentina en el Mundial de Francia. La capitana y referente del elenco nacional se mostró feliz de estar en su provincia natal, rodeada de sus afectos y el cariño constante de la gente.

Porque Estefi no paró de sacarse fotos, de firmar autógrafos, de dar entrevistas; siempre con una sonrisa y con la humildad que la caracteriza.

Invitada como compañera de Franco Di Santo en un entretenido evento de Fútbol Fusión, la habilidosa futbolista mendocina habló de todo lo que vivió en este último tiempo.

 Embed      

Te puede interesar >>> ¡La rompieron toda! Cuatro reconocidos mendocinos se animaron al Fútbol Fusión mixto

Justamente, le tocó a enfrentar a Gimena Blanco, otra mendocina que lleva el fútbol en la sangre y lo mama desde la cuna. Cosas del destino, Banini se inició en el futsal (en Cementista) y terminó dedicándose al fútbol once de manera profesional; Blanco, por su parte, la “rompía” en cancha grande y, hoy por hoy, vive del futsal.

La pasión es la misma, las dos queremos lo mejor para el fútbol femenino, cada uno tomó un camino diferente del que empezamos, pero eso habla muy bien del trabajo que se hace acá en Mendoza; podemos cambiar y, aun así, hacerlo lo mejor posible”, explicó Banini en diálogo con Ovación.

De hecho, su historia de amor con el futsal sigue latente: “Llevo dos años jugando los dos Mundiales, de Futsal y once, para mí es muy emocionante defender la camiseta al máximo nivel”, reconoció.

Francia 2019:La experiencia es única, jugar un Mundial con esta Selección es inexplicable. Significó un cambio para el fútbol femenino, la gente entendió que no íbamos por un resultado sino por esa lucha, ese cambio que tanto anhelamos. Y ojalá que no se corte, porque necesitamos que nos sigan apoyando”, fueron las palabras de la capitana.

El argentino está acostumbrado a luchar por diferentes cosas, pudimos reflejar eso adentro de la cancha.  A pesar de las desventajas que teníamos, la gente entendió que no nos íbamos a dar por vencidas”, agregó.

Volver a casa: “Mendoza es mi casa, es mi lugar, acá es donde soy feliz”, señaló sonriente.

 Embed      

Te puede interesar...