Diario Uno > Opinión > Mendoza

Sueños frustrados de una Mendoza pujante

Tanto la política nacional como la mendocina tienen una ardua faena por delante para mejorar el sistema y revertir el deterioro de la calidad de vida

Mendoza, hasta el momento, ha quedado en el limbo después del decretazo que le otorga la promoción del empleo a las provincias norteñas. Las negociaciones continúan, pero "los beneficios en similares características de San Juan" están en veremos.

La sensación de discriminación es algo que crece a lo largo de los años, mientras los datos duros indican que nuestra provincia es la menos favorecida por la asistencia discrecional en pandemia. En tanto, el crecimiento de la pobreza demuestra una cruel realidad fuera de discusión.

Te puede interesar...

Pese al esfuerzo de tantas generaciones transformadoras de un territorio con escasa agua, y sobre la base de una institucionalidad bastante respetable, las políticas centrales no le han dado demasiado margen a la prosperidad.

Hay causas del fracaso que habrá que encontrarlas dentro de las fronteras provinciales pero, mayormente, las sucesivas políticas, las decisiones macro económicas, más un sistema de reparto inequitativo es lo que pone a Mendoza en la columna de la frustración.

Es tanto el desánimo que las ideas separatistas encuentran terreno fértil, bajo la creencia de que la Provincia tiene todo para ser un estado independiente.

Poniendo entre paréntesis los lazos culturales e identitarios históricos, quienes se entusiasman con esas ideas audaces e inciertas no reparan en aspectos prácticos, como la fuerte dependencia que tienen todas las provincias de los recursos radicados en torno del puerto de Buenos Aires y de la pampa húmeda.

Sobre ese sentimiento de hartazgo respecto de los gobiernos centrales se monta Éxito, un nuevo partido que sale a la oferta electoral con el lema del "MendoExit". Su principal referente, Hugo Laricchia, un emprendedor formado en la ideología liberal, provocador y juguetón, aclara que lo que se busca no es la secesión sino que la Provincia se haga cargo de recaudar los impuestos como manda la Constitución.

También Alfredo Cornejo ha coqueteado en más de una oportunidad con la idea de autonomía o de confederación. "No me gusta separarnos de la Nación, pero están obligando a Mendoza a autoafirmarse en sus propios valores e identidades", ha declarado. "El país productivo está a punto de rebelarse contra el país no productivo por mala administración del Estado", apuntó el presidente de la UCR llamando la atención mediática de todo el país.

Para salirle al cruce, al diputado José Ramón no se le ocurrió otra idea que impulsar un proyecto para llamar a una consulta popular no vinculante. Las opciones que propone son "ser argentino" o "dejar de serlo". En fin...

Por su parte, el gobernador Rodolfo Suarez ha dicho que se acerca a la idea de federalizar la recaudación de impuestos y de buscar otro sistema de coparticipación.

El debate ya está instalado, incluso llegó a interesar a la prensa extranjera, y en los partidos sacan cuentas de a quién le restará votos la aparición de una nueva agrupación que hará campaña con el "MendoExit".

Es lo que hay

Cabe preguntarse cómo llegó a legisladora una persona como Hebe Casado, que desatina públicamente una y otra vez . Como una primera respuesta básica habría que replantearse el sistema electoral. Un desafío más en pos de elevar la calidad de nuestra democracia.

Debería promoverse una forma más transparente de la información sobre quiénes se postulan, con qué antecedentes, a quiénes responden, cómo piensan, jerarquizar el método de selección. Terminar con las listas sábana para evitar que las roscas partidarias definan a quién se termina votando sin la más mínima idea por parte del elector sobre el que se está colando en la boleta.

Quizás se deba recoger la experiencia de algunas provincias que aplican el sistema de boleta única para que el ciudadano tenga la opción de elegir cada candidato en elecciones más transparentes, como lo requieren varias entidades civiles.

Pero para no ser injustos con la mentada legisladora que le desea el coronavirus a CFK, sobran los representantes que son noticia por acciones deplorables. Por caso, el diputado nacional Rodolfo Tailhade que, con antecedentes en el espionaje y empeñado en la cuestión judicial, arremetió vía twitter contra el periodista Morales Solá mediante violentos improperios. Ése es el nivel que están mostrando muchos de nuestros representantes.

Es solo un ejemplo del comportamiento deleznable de quienes conforman los poderes del Estado, y donde encontramos exponentes de lo peor, lo que configura un problema de fondo. Ignorantes, sectarios, tránsfugas, transeros, arribistas, lobbistas y otros esperpentos, se mezclan transversalmente con gente proba y capaz que afortunadamente son mayoría.

Las redes sociales son una vidriera que suele transparentar la personalidad de los usuarios, donde las chicanas e injurias -no las ideas- de parte de la dirigencia están a la orden del día. Pero si extendemos la mirada al resto de la población que se expresa por esas vías de comunicación, se puede apreciar que los dirigentes son una muestra de la sociedad que representan.

En consecuencia, hay un asunto complejo a resolver desde el plano cultural, además del ámbito político.

En cuanto al sistema electoral, las primarias abiertas, creadas para dirimir quién representará a un determinado espacio, es notorio que, en la mayoría de los casos, la oferta queda armada previamente por acuerdos de cúpulas. Poco margen tienen los ciudadanos desde afuera para incidir en la vida interna de los partidos.

Y si la cosa ya está arreglada, de poco sirve esa suerte de encuesta general, cuando se trata de un mero trámite legal sin sentido, como pasó en las últimas PASO donde hubo una sola lista por cada agrupación. Es otro asunto a revisar en algún momento de calma, no ahora que la especulación con el cronograma electoral es moneda de negociación.

El positivo de Alberto

"Soy alguien que se cuida mucho", ha declarado el Presidente, luego de confirmar que tiene coronavirus pese a que se aplicó las dos dosis de la Sputnik V.

Eso es un indicador de que nadie está exento de contagiarse en cualquier situación y sin saber cómo ocurrió.

Pero peor es exponerse a un contagio seguro, a partir de lo cual padecerá del virus y se convertirá automáticamente en un agente de contagio hacia sus contactos. No deja de ser una buena señal que Alberto, aun en su cumpleaños, ya no esté haciendo juntadas inapropiadas y tomándose fotos sin barbijo con sus amigos, como lo hizo con los Moyano, en momentos que había prohibido las reuniones a los demás.

Con la ola que viene creciendo, al Presidente le tocará tomar medidas que la población tendría que acatar. Muchas de ellas deberán basarse en las conductas individuales y colectivas, porque la economía no da espacio para demasiadas restricciones. Nada más lógico, entonces, que dar el ejemplo con un comportamiento preventivo desde la primera magistratura del país.