Análisis y opinión

Macri con Trump: la foto de la semana que cayó para el traste en la coalición opositora

¿Qué interés político puede tener para Macri reunirse y sacarse fotos con un personaje desprestigiado como Trump?

Innecesaria, fuera de cacho, políticamente impúdica. Así fue la foto de la semana. Nos mostró a Mauricio Macri departiendo amablemente tras haber almorzado con el ex presidente norteamericano Donald Trump en una de las residencias de éste, en Palm Beach, Florida.

¿Qué interés político puede tener a esta altura de los tiempos reunirse y sacarse fotos con un personaje desgastado, desprestigiado, un extremista, alguien que es el anti ejemplo del verdadero liberalismo, un chiflado, un tipo que ha avasallado la democracia republicana y que, ante la derrota en la reelección, alentó el asalto al Capitolio por parte de algunos de sus seguidores más bárbaros?

Entre los torneos internacionales de bridge, sus invocaciones innecesarias a un "segundo tiempo" cada vez que alguien pone en duda su futuro político, la FIFA y esta visita jovial a Trump, el cartón de Macri se está llenando. Y no porque el ex presidente no pueda hacer esas cosas. Puede hacer lo que le venga en gana, sino porque los tiempos políticos del país no están para la joda.

En momentos de bonanza, al político se le permite casi todo; pero cuando el país está atado con alambre y no hay confianza en que el gobierno de Alberto Fernández pueda cumplir con lo que pactó con el FMI, no es ámbito para el macaneo, sobre todo si en ese gobierno débil existe el doble comando con opiniones contrapuestas.

Estamos hablando de un ex presidente de la Nación cuyas acciones siempre van a tener algún tipo de influencia. Y los gestos de Macri, como líder del PRO en el llano, ya han incluido demasiado cosas que cayeron grueso.

Los perdidosos

Macri escribió en Twitter :"Hoy compartí un almuerzo con Donald Trump, donde intercambiamos opiniones sobre el contexto global, el vínculo entre Argentina y Estados Unidos y todo lo que nuestros países pueden seguir construyendo juntos". Ajá, mirá vos.

¿Y qué dijeron? ¿Cuáles fueron esas opiniones? ¿Qué cosas son las que se pueden seguir construyendo juntos con ese troglodita platinado? Salvo, claro, que sólo se esté refiriendo a los negocios que ambos puedan realizar como empresarios privados. Pero no, Macri habla "de países que construyen juntos", no de particulares.

En casi todos los sectores de Juntos por el Cambio, la foto cayó para el traste, incluso entre los partidarios de Rodríguez Larreta que trataron de disimular el impacto diciendo que "en el exterior, Macri es como una especie de embajador de la Argentina".

Tanto entre los radicales como en los partidarios de Lilita Carrió se coincidió en afirmar que habían sentido algo así como vergüenza ajena cuando vieron la foto de los dos ex presidentes que fueron derrotados al presentarse para la reelección.

La bomba

Hasta en el propio entorno de Macri se mostraron sorprendidos. "La foto fue una bomba en los medios y en las redes" admitieron tras la repercusión, aunque se apuraron a aclarar que "no tenía ningún mensaje cifrado" para el consumo interno del PRO.

Dijeron que la imagen fue difundida porque los asesores de Trump les habían anticipado que harían público el encuentro y porque "no tenemos nada que esconder".

En Juntos por el Cambio lamentaron que la foto de Macri con Trump les vaya a dar letra a los que desde el kirchnerismo hablan de un afianzamiento "de la derecha" si la coalición sigue bajo la influencia de Macri.

El presidente de los radicales a nivel nacional, Gerardo Morales, leyó la imagen como un nuevo intento de Macri de no darse por vencido para 2023, y dijo que eso refuerza más la idea de que éste es el momento para que la UCR se prepare con el fin de llegar a la Casa Rosada, siempre dentro de la coalición.

Morales cree que la UCR tiene "la musculatura" política necesaria para volver a la Presidencia del país. "Somos un partido de gestión, gobernamos 412 municipios y 3 provincias y lo hacemos bien. Podemos gobernar de manera responsable la Argentina", vendió.

Decididamente, a Macri no le ha ido bien al fotografiarse con Trump. Tras la difusión de la famosa imagen tuvo un ataque de bronca contra la titular de su partido, Patricia Bullrich, quien también se encontraba en Estados Unidos, de gira, para promocionarse como candidata presidencial. Fue porque ésta aseguró, sin dejar lugar a dudas, que Macri no iba a ser candidato en 2023.