Musica Martes, 27 de marzo de 2018

Una Ópera Estudio idean para Mendoza

La soprano mendocina Verónica Cangemi, junto con prestigiosos directores y técnicos europeos, presentó el proyecto en la provincia. Luego visitaron teatros locales.

El año pasado la prestigiosa ópera La Traviata volvió a Mendoza tras siete años de ausencia. El teatro Independencia fue testigo del amor y el gusto de los mendocinos por este género, que durante cinco noches disfrutaron de la obra a sala llena.

Tras este éxito arrollador quedó demostrado el interés de Mendoza por estos acontecimientos culturales y ahora, gracias al trabajo y la creatividad de Verónica Cangemi, quien recientemente tuvo una activa participación en la Cumbre del BID, Mendoza podría llegar a tener su propio Ópera Estudio Internacional.

La soprano mendocina, junto con Alejandro Abrante, intendente general de la reconocida Ópera de Tenerife, y su director técnico, Jorge Cabrera, visitaron la ciudad para presentar el ambicioso proyecto que tiene a Mendoza como posible candidata para ser sede de esta Ópera Estudio Internacional.

"Estamos estudiando las posibilidades de crear un gran ópera estudio latinoamericano en Mendoza, cuyo objetivo será formar gente y crear un nuevo punto de trabajo y cultural aquí en al provincia. Si bien esta es sólo una primer visita, es muy positivo que eminencias como Alejandro ya estén aquí en Mendoza", explicó Verónica.

Alejandro Abrante, impulsor de la propuesta, también destacó las buenas probabilidades del suelo mendocino.

"Estamos estudiando este proyecto de implantación y analizando cómo ejecutarlo. Mendoza tiene todo para hacer un emprendimiento como este. Es una tierra fértil, lista para ser trabajada en todos sus aspectos culturales", explicó el profesional.

Abrante también se refirió a cuál es el objetivo del proyecto: "Si bien nosotros traemos la idea, lo que queremos es hacerla aquí, que tenga que ver con las raíces mendocinas, y que también potencie lo que ya hay. Queremos crearla con las entidades locales para que haya producción propia que genere puestos de trabajo".

Si bien por ahora sólo ha habido un primer encuentro con empresarios y mandatarios locales, Abrante aseguró que hay mucho interés, pasión y voluntad para avanzar con esta oportunidad que, estima, podría concretarse en el 2020.

Encantado con el paisaje y la gastronomía mendocina, también explicó que "muchas veces se piensa que la cultura es gasto, pero es todo lo contrario".

"Nuestro objetivo es que la cultura sea una inversión, que funcione como un motor de la sociedad. Se trata de crear teatros que tengan su propia producción, de perfeccionar profesionales del rubro para lograr el nivel esperado, de restaurar edificaciones emblemáticas para que se sigan realizando obras en ellas, de trabajar con costureros, iluminadores, utileros, artistas, escenógrafos y demás trabajadores mendocinos, es decir, de generar puestos de trabajo, y de recuperar aquellos, como la carpintería, que han sido dejado de lados", agregó.

Él junto y Jorge Cabrera, director técnico de la Ópera de Tenerife, y uno de los mejores del continente europeo, incluso aprovecharon la visita para recorrer teatros y salas locales como el Independencia, el teatro Mendoza y diferentes espacios culturales, y quedaron muy felices con los resultados.

Además, el director asesoró a los profesionales y técnicos mendocinos para mejorar el nivel y estar a la par de las principales salas europeas.

En cuanto al rol de Verónica Cangemi, esta vez no sería brillando sobre el escenario sino que ocuparía un rol de cocoordinadora de la Ópera Estudio.

"En nuestro país hay un erróneo preconcepto de que la ópera es una elite, y eso es lo que queremos cambiar. La ópera es parte de la cultura de cualquier pueblo occidental y por eso debemos crecer en este aspecto. Ópera en italiano significa obra, es la reunión de todas las artes y eso hace que incluya todas las manifestaciones artísticas y que genere miles de emociones en el público. Por eso sería injusto que lo sigan viendo pocas personas. La ópera nació del pueblo para el pueblo y queremos que los mendocinos vuelvan a disfrutarla", destacó la soprano.

En cuanto a los artistas que participarían de futuras obras se baraja la posibilidad de que sean de nivel nacional y hasta internacional o, según palabras de Abrante, "puede que en el estudio de Mendoza encontremos a la próxima Cangemi".

Si bien las expectativas y las ilusiones son grandes, aún no hay confirmación de las obras que puedan llegar a interpretarse, aunque las opciones son muchas.

Mientras tanto el público argentino podrá disfrutar de la voz de Cangemi en su próxima presentación en el teatro Colón. La soprano volverá al prestigioso escenario con la ópera Peleas y Melisande, de Claude Debussy, los días 31 de agosto, y 2, 4 y 7 de setiembre. Además realizará una agitada gira por Europa que incluirá las ciudades de Amsterdam, Zurich y Basilea, y grabará un nuevo disco con música de Vivaldi.