Diario Uno Mundo Hospital
Incompresible

Una mujer tiró por la ventana a la bebé de su compañera de habitación

Una mujer arrojó por la ventana a la bebé de su compañera de habitación del hospital donde ambas habían sido mamás. La bebé murió en el acto

Por UNO

(Editado por Pablo González) Una mujer arrojó por la ventana a la bebé de su compañera de habitación del hospital donde ambas habían sido mamás. Alina Araslanova, de 29 años, ingresó en un hospital de la ciudad rusa de Sterlitamak para dar a luz a su segunda hija. Allí, arrojó por la ventana a Volodya, el bebé recién nacido de su compañera de habitación desde un tercer piso. El pequeño, que no tenía ni un día de vida, no sobrevivió al impacto.

bebe1.gif

Viktoria Ivanova acababa de dar a luz cuando Alina Araslanova, de 29 años, supuestamente se acercó a su cama de hospital en la ciudad rusa de Sterlitamak y cogió a su recién nacido, fue hacia la ventana y lo arrojó sin motivo aparente.

Seguir leyendo

Te puede interesar: No vio al nene que se sentó delante de su camioneta y le pasó por encima

El recién nacido, Volodya, cayó al suelo y murió instantáneamente. Ni siquiera tenía un día de edad. La presunta asesina, Araslanova, acababa de dar a luz a su segunda hija. Según, la web NTV las mujeres estaban en camas muy cercanas y cuando su compañera salió un momento de la habitación la mujer aprovechó para coger a su bebé y tirarlo desde el tercer piso.

Los medios locales informaron más tarde que Araslanova había pasado anteriormente un tiempo en un hospital psiquiátrico recibiendo tratamiento por depresión. Pero fue dada de alta del hospital poco antes del nacimiento de su hija, ya que los médicos concluyeron que "no representaba una amenaza para los demás".

Te puede interesar: Detectaron el primer caso de variante Delta en Mendoza

Volodya era el tercer hijo de Viktoria Ivanova y su esposo. El padre del bebé muerto dijo: "Es nuestra voluntad que esta mujer sea perdonada, no queremos castigarla. Se le debería permitir vivir su vida feliz. Hemos aceptado todo, no queremos que nadie sea castigado".

Desde entonces, Araslanova se ha sometido a un nuevo examen psiquiátrico y se espera que los resultados decidan si será arrestada o ingresada para que reciba un tratamiento obligatorio. Sus hijas permanecen bajo el cuidado de las autoridades.

Temas relacionados: