Diario Uno > Mundo > Médico

Un médico está acusado de matar pacientes para liberar camas

Un médico está acusado de matar a pacientes para liberar camas que faltaban por la saturación del coronavirus. Les inyectaba dosis altas de sedantes

Un médico está acusado de matar pacientes para liberar camas. Un médico está acusado de matar a pacientes para liberar camas que faltaban por la saturación del coronavirus. Carlo Mosca es un médico italiano y es Director General de Urgencias del Hospital Montichiari, está siendo investigado por inyectarle fármacos letales a por lo menos dos pacientes.

Por estos hechos la justicia italiana investiga a este médico en la ciudad de Lombardía. Los pacientes eran de avanzada edad pero no tenían enfermedades terminales. Los hechos por lo que se los acusa, sucedieron el año pasado cuando Italia era acosada por el coronavirus y llegó a tener el récord de muertos en el mundo.

Te puede interesar...

Al médico Carlo Mosca lo acusan de haberle inyectado fármacos con dosis letales a un hombre de 61 años llamado Natale Bassi y otro de 80 años llamado Ángelo Paletti.

Los investigadores sospechan que las víctimas podrían ser más. El médico negó los cargos en su contra y se declaró inocente pero de todas formas fue suspendido de su cargo y se encuentra en arresto domiciliario.

En las historias clínicas de estos enfermos se detallaba un "repentino, y no fácilmente explicable agravamiento" de las condiciones de salud, según informó el sitio Brescia Today.

Fue entonces cuando se ordenó la realización de análisis forenses y se detectó en los tejidos y órganos de una de las víctimas la presencia de un fármaco anestésico y de un relajante muscular comúnmente utilizado en la intubación y sedación que, si se emplea fuera de procedimientos y dosis específicas, puede llevar a la muerte.

Según advirtieron los investigadores, el doctor Mosca no había incluido en la historia clínica del paciente la administración de ese fármaco, por lo que también fue imputado por "falsificación en un documento público". La fiscalía sostiene que Mosca hizo eso porque pretendía “liberar camas y los recursos humanos, físicos y emocionales, de los médicos, enfermeros y operadores de sala de los servicios de urgencias".

Sin embargo, hay una conversación de WhatsApp, entre una enfermera de emergencias del del Hospital Montichiari y otra persona, que complicaría la versión del médico: "No voy a matar a pacientes sólo porque él quiera liberar algunas camas", decía la trabajadora de salud en su mensaje.