Diario Uno > Mundo > Bolivia

Tres niños se dejaron picar por una araña negra porque querían ser Spider-Man

Tres niños de Chayanta, Bolivia, se dejaron picar por una peligrosa araña, la viuda negra, porque soñaban con tener los poderes de Spider Man

Creado por Stan Lee y Steve Ditko, Spider-Man es uno de los superhéroes más conocidos de Marvel.

Te puede interesar: Inscripción IFE: ¿vas a cobrar el bono en junio? Consultá cómo está tu trámite en ANSES

En su afán por imitarlos, los niños, en algunas ocasiones se exponen a peligrosas maniobras. Tal es así, que el trío de niños bolivianos, al entender que los poderes del personaje de ciencia ficción provenían de la picadura de una araña radioactiva, terminaron en el hospital después de que les picara una araña viuda negra confiando en poder convertirse en el afamado superhéroe.

Los tres niños, hermanos de 12,10 y 8 años; soñaban con convertirse en Spider-Man después de haber visto la película del superhéroe. Por eso, cuando salieron a pastar sus ovejas y mientras sus padres recogían leña, decidieron intentar convertirse en alter ego de Peter Parker, y para ello decidieron dejarse picar por una araña viuda negra.

Los síntomas aparecieron apenas 10 minutos después de la picadura en cada niño, y cada minuto que pasaba fue peor. Sus padres los llevaron rápidamente al centro de salud, donde fueron medicados, y al no mejorar, fueron enviados con urgencia al hospital.

Por suerte para ellos, no obtuvieron los súper poderes deseados, pero la pronta acción de los especialistas consiguió que salvaran la vida. La picadura de viuda negra rara vez es mortal, pero es importante obtener atención médica lo antes posible porque puede causar algunos trastornos, sobre todo si el paciente tiene problemas médicos preexistentes o no mejora con el resto de medicación.

“Comparto esto porque es una enseñanza para que los padres tengan cuidado. Para los niños, todo es real. Las películas pueden ser reales, los sueños son reales y ellos son la ilusión de nuestra vida”, advirtió Virgilio Prieto, jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud de Bolivia, que fue quien relató el suceso.

Te puede interesar...