Karla Tenório, actriz y escritora brasileña de 38 años instaló la polémica en las redes sociales al afirmar: "Odio ser madre". La mujer criticó la idea "clásica y romantizada" de la maternidad y se hizo viral.

Tenório declaró en una entrevista a Universa que no quería ser madre. Luego explicó que aceptó serlo porque era el deseo de su pareja. Confesó que se sintió muy mal incluso después del parto. No obstante, sostiene que ama a la niña de 10 años pero critica la idea alrededor de la maternidad.

Concretamente sostuvo: “Soy Karla Tenório, tengo 38 años, soy actriz, escritora, tengo una hija de 10 años y soy una madre arrepentida”. Posteriormente agregó: “convertí mi angustia en un movimiento de apoyo a mujeres como yo: a las que no les gusta la maternidad. Soy la creadora de la ‘Madre Arrepentida’, que tiene como objetivo liberar la voz de las madres que no son felices como madres, que sufren y se sienten culpables por la maternidad”.

Karla detalló que este movimiento quiere combatir la construcción social, basada en la creencia cristiana que plantea amor incondicional por los hijos. Según la brasileña es una idea hecha a imagen y semejanza de la Virgen María. “Esta idea de que cuando nos convertimos en madre perdemos la sexualidad, nos volcamos por completo al niño, al trabajo doméstico y al cuidado”, profundizó.

Mujer Odio ser madre.jpg

Siguiendo con su argumentación, Tenório explicó que cuando se casó no quería ser madre, pero finalmente tuvo una hija luego de dos años de preparación para ello.

“Odio ser madre desde que salió la cabeza de mi hija, durante el parto. En ese momento, me pregunté si no había vuelta atrás, pero no pude" narró la mujer.

Luego detalló: "Tuve una complicación en el parto, porque tenía la mano en la cabeza y fue un proceso delicado dejar el resto de su cuerpo. Fue entonces cuando lo lamenté”.

Sobre su actualidad, Karla reveló que es una persona "que se está recuperando de la culpa, de este arrepentimiento". Dijo además: "Hoy sé que el amor incondicional no existe, me atraviesa como una brisa, raras veces me conmueve este éxtasis, porque tuve que desarrollar una relación, estoy obligada a cuidar a una persona”, en referencia a su hija.

Finalmente abrió el juego a las opiniones de los demás: “Quiero escuchar los testimonios de otras madres, porque este movimiento es de amor, para que cuando mi hija crezca pueda tomar una decisión real y consciente sobre la maternidad”..

Seguir leyendo