Violento

Se quejaron de la comida y el gerente les tiró agua hirviendo

Dos clientas se quejaron por un pedido mal hecho y la respuesta del gerente fue letal; le arrojó agua hirviendo. La demanda por daños es millonaria

Por UNO

(Editado por Pablo González) Dos clientas se quejaron porque les hicieron mal un pedido y el gerente les tiró agua hirviendo.

El terrible hecho tuvo lugar en una conocida cadena de comida rápida de Estados Unidos.

aguah.jpg
Violento. Se quejaron de la comida y el gerente les tiró agua hirviendo.

Violento. Se quejaron de la comida y el gerente les tiró agua hirviendo.

Dos mujeres denunciaron por un millón de dólares a una conocida cadena de comida rápida, tras la publicación de un video que muestra el momento en que una gerente del lugar ubicado en la ciudad estadounidense de Dallas supuestamente arrojó agua hirviendo a las clientes.

►TE PUEDE INTERESAR: Viral: Camioneros cordobeses aseguran haber visto a una mujer "fantasma"

Las demandantes Brittany Davis y su sobrina de 16 años, identificada por sus iniciales CT, dicen que “sufrieron graves quemaduras y trauma” en el incidente del 17 de junio, reportado por primera vez por un medio local.

Según la demanda, ambas mujeres entraron en el Taco Bell del norte de Dallas después de que el personal les preparara de manera incorrecta dos veces su pedido de US$30 en el autoservicio.

Sus abogados, Ben Crump y Paul Grinke, de reconocido prestigio en el ámbito de los derechos civiles, afirmaron que luego las encerraron en el restaurante y que el personal se mostró “combativo” con ellas y retó a la adolescente a una pelea.

aguahir.jpg
Violento. Se quejaron de la comida y el gerente les tiró agua hirviendo.

Violento. Se quejaron de la comida y el gerente les tiró agua hirviendo.

Las cámaras de seguridad del interior del restaurante parecen mostrar a una mujer identificada como la gerente general llenando un cubo de agua hirviendo y lanzándoselo por encima de un mostrador.

►TE PUEDE INTERESAR: "Borracha y sucia": la extraña declaración de amor de un mendocino

Según el expediente judicial del 13 de julio, el agua abrasadora les cayó en el pecho y la cara, y les empapó la ropa, en tanto, Davis y su sobrina se tambalean hacia atrás en las imágenes.

Crump alega que la gerente volvió a buscar más agua caliente, momento en el que sus clientes lograron destrabar la puerta del restaurante y escapar a un automóvil, donde las esperaba un familiar.

La demanda afirma que la sobrina empezó a quitarse la ropa para reducir las quemaduras. Davis sufrió 10 convulsiones antes de poder llegar a la unidad de quemaduras de un hospital, dice.

Temas relacionados: