“Los sacerdotes ancianos que han dado mucho. A los obispos eméritos que han hecho mucho, no debemos ni podemos abandonarlos", afirmó Eric Norbert Abekan, párroco de la parroquia de la Sagrada Familia de la Riviera en Abidjan (Costa de Marfil), al explicar el nacimiento del movimiento Máscaras Blancas.

Te puede interesar: Alumnos de escuelas y universidades privadas también pueden inscribirse en las Becas Progresar 2020

El movimiento trabaja para ofrecer apoyo a las personas vulnerables y, en particular, a los obispos eméritos, sacerdotes retirados, pastores e imanes, así como a los ancianos, viudas y huérfanos que viven en situaciones precarias, agravadas por el bloqueo social y económico impuesto para detener la pandemia de Covid-19.

"En concreto, el movimiento ofrece donaciones de alimentos y bienes de primera necesidad no alimentarias a estas personas", explicó el sacerdote.

SegúnAbekan, "las Máscaras Blancas no serán una iniciativa extemporánea, sino que continuarán en el tiempo, un poco como los Restaurantes del Corazón en Francia, una asociación sin fines de lucro, que ha ofrecido ayuda concreta a los más pobres durante varios años, y ahora se ha convertido en una tradición. Lo que queremos hacer con las personas que nos ayudan con las Máscaras Blancas es hacer que los gestos de generosidad realizados durante la crisis del Covid-19 continúen sustancialmente durante toda la vida".

El movimiento de las Máscaras Blancas fue lanzado oficialmente el 30 de mayo en la parroquia de la Sagrada Familia de la Riviera, ypodría ser institucionalizado más adelante, dándole valor legal, según señaló la agencia Fides.

Te puede interesar...