Diario Uno > Mundo > Chimpancé

"Mi chimpancé se está comiendo a mi amiga": la tétrica historia de Charla Nash

El chimpancé era Travis, un primate que fue criado como humano por una pareja de Connecticut, hasta que en 2009 atacó a Charla Nash, amiga de la familia

Charla Nash, una mujer de Connecticut que se sometió a un trasplante facial hace cinco años después de ser atacada por un chimpancé, regresó a un hospital de Boston después de que médicos descubrieran que su cuerpo está rechazando el trasplante.

El doctor Bohdan Pomahac, director de trasplantes de cirugía plástica en el Brigham and Women's Hospital, declaró el miércoles que Charla Nash experimenta un "episodio moderado de rechazo" y que el trasplante no está en riesgo.

"Esperamos que este episodio de rechazo se resuelva dentro de la próxima semana", indicó en un comunicado.

Nash hoy tiene 62 años. Hace cinco se sometió a un trasplante de rostro cuando fue atacada por Travis, el chimpancé con el que convivía una amiga y al que ésta trataba casi como a un humano.

El insólito episodio sucedió en 2009, en la casa de Sandra, una amiga de Charla. Allí vivía Travis, un chimpancé al que la dueña y su esposo Jerome criaron como si fuera un hijo. De hecho, usaba el baño, se lavaba los dientes, veía tele y se vestía solo.

En Connecticut, Estados Unidos, está prohibido tener animales de más de 20 kilos como mascota por lo que el caso aún resuena.

La mujer sobrevivió al ataque pero quedó ciega, sin manos y con un trasplante facial. Literalmente, Travis se la comió.

Sandra contaba en una entrevista para la NBC que Travis hasta podía conducir. El animal se volvió famoso en la ciudad, hacía publicidades y era requerido para fotos. Todo siempre, antes del ataque.

Hubo de hecho un aviso de la peligrosidad del animal salvaje. En una ocasión, cuando Travis y su dueña iban en el auto, un sujeto tiró un objeto que le terminó pegando al chimpancé, quien se enojó, se sacó el cinturón de seguridad, se bajó del auto y empezó a perseguirlo con furia. El hecho no pasó a mayores porque no lo alcanzó.

Pero el 16 de febrero de 2009, Travis atacaría a una vieja conocida, Charla Nash.

Según declaró Sandra, ese día estaba exaltado y extraño. Le robó las llaves del auto y salió. Charla se ofreció a ayudar para regresarlo a casa pero la dueña logró hacerlo antes de que ella llegara.

Según reveló, le dio un té con un ansiolítico para que se calmara. En ese entonces, Travis ya pesaba 90 kilos.

Chimpancé Charla Nash 1.jpg

Cuando Charla entró a la casa, el chimpancé se le tiró encima y comenzó a morderla. Le arrancó las manos, la nariz, los ojos, los labios.

Desesperada, su dueña apuñaló tres veces a Travis pero no sirvió de mucho. Llamó al 911 y advirtió: "Se la está comiendo. Mi chimpancé está matando a mi amiga".

Fueron 12 minutos. Cuando la Policía llegó, el animal dejó a Nash y atacó a un efectivo.

El oficial Frank Chiafari le disparó varias veces en la cabeza y en el pecho. El chimpancé murió en el interior de su casa.

Nunca se pudo confirmar qué fue lo que desencadenó su furia asesina.

Chimpancé Charla Nash historia.jpg

Al año del episodio, Sandy, su dueña, murió de un aneurisma. Nash sobrevivió, fue intervenida varias veces y le hicieron un trasplante de manos y de cara.

Desde entonces, aboga por leyes que prohíban la tenencia de primates como mascotas.

Seguir leyendo