Bloqueo

Líder de la UE propone dejar de importar petróleo ruso por la invasión a Ucrania

La máxima autoridad de la Unión Europea (UE) propuso a los 27 países del bloque prohibir la importación de petróleo de Rusia

Por UNO

"Vamos a renunciar progresivamente a las entregas rusas de petróleo en un período de seis meses y a las de productos derivados del crudo de aquí a fin de año", dijo la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula Von der Leyen.

En una intervención ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia, la funcionaria admitió que la tarea "no será fácil. Algunos estados miembros [de la UE] dependen en gran medida del petróleo ruso. Pero tenemos que trabajar en esto", señaló.

Sobre este punto, y poco después del discurso de Von der Leyen, el Gobierno de Hungría lamentó la ausencia de "garantías" a su seguridad energética.

"No vemos planes en la propuesta actual para gestionar un periodo de transición ni cómo se garantizaría la seguridad energética de Hungría", dijo un portavoz del Ejecutivo del primer ministro Viktor Orban, Zoltan Kovacs.

Paralelamente, el primer ministro de la República Checa, Petr Fiala, dijo que las sanciones golpean más a los ciudadanos checos que a los rusos, y por ello su país está negociando una exención de dos o tres años.

"Estamos dispuestos a respaldar la decisión siempre que se conceda a la República Checa un aplazamiento hasta que aumente la capacidad de los oleoductos" que abastecen al país de petróleo, dijo.

El ministro de Economía alemán, Robert Habeck, por su parte, admitió que no es posible "garantizar que no habrá perturbaciones" en el suministro de petróleo, especialmente a nivel regional.

También advirtió en una conferencia de prensa que "los precios igualmente podrán aumentar de manera significativa" en el próximo semestre.

La intención de este sexto paquete de sanciones, añadió más temprano Von der Leyen, es que la prohibición incluya a todo el petróleo ruso "transportado por mar y por oleoductos, crudo y refinado".

También agregó que la UE quiere cerrar el espacio europeo a "tres grandes emisoras de estado rusas".

"Ya no se les permitirá distribuir su contenido en la UE, en cualquier forma o forma, por cable, a través del satélite, en Internet o a través de aplicaciones de teléfonos inteligentes", dijo.

Esas emisoras fueron identificadas como "bocinas que amplifican las mentiras de [Vladimir] Putin y la propaganda agresivamente. Ya no debemos darles un escenario para difundir estas mentiras".

En su discurso, Von der Leyen adelantó que la UE se propone que el nuevo paquete de sanciones incluya a tres bancos rusos, incluyendo a Sberbank, la mayor banca del país, informó la agencia de noticias AFP.

Golpear a los "bancos de una importancia sistémica esencial para el sistema financiero ruso" reforzará el "aislamiento total" de ese país y debilitará su capacidad de financiar la guerra en Ucrania, dijo la funcionaria alemana.

Por fuerza de las sanciones de la UE, otros siete entidades financieras rusas ya fueron excluidas del sistema SWIFT, un mecanismo interbancario de mensajería que permite órdenes de giro y de pago internacional.

Von der Leyen delineó de esa forma el sexto paquete de sanciones contra Moscú por la guerra en Ucrania, y que incluye una extensa lista de personalidades sancionadas, incluyendo al jefe de la Iglesia ortodoxa rusa, el patriarca Kirill.

De acuerdo con documentos a los que tuvo acceso AFP, Kirill es descrito como "un aliado de vieja data" de Putin, y que "se convirtió en uno de los principales apoyos de la agresión militar" en Ucrania.

El patriarca Kirill (también llamado Cirilo I) es el máximo líder de la Iglesia ortodoxa rusa, que tiene unos 150 millones de fieles en todo el mundo.

En Moscú, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, apuntó que las sanciones son "un arma de doble filo. Al tratar de hacernos daño, también tendrán que pagar un alto precio. Ya están pagando un alto precio. Y el coste de las sanciones para los ciudadanos de Europa crecerá día a día".

La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, dijo que el paquete de sanciones era "proporcional y justo" y que Rusia debía "pagar el precio más alto por sus atrocidades".

Rusia suministró en 2021 aproximadamente el 30% del crudo y el 15% de los derivados del petróleo comprados por la UE.

Fuente: Télam

Temas relacionados: