¡Una exageración!

Le cobraron un precio exorbitante por un café y llamó a la policía

Enojado porque le pareció exorbitante el precio que le cobraron por una taza de café, un cliente llamó a la policía. La insólita situación se viralizó

Por UNO

(Editado por Pablo González) Un cliente se molestó por el valor del ticket de un café y decidió tomar medidas. Pago la cuenta, pero denunció lo sucedido antes las autoridades.

El hecho se volvió viral y el dueño del local respondió con un video en Instagram.

cafe2.jpg
¡Una exageración! Le cobraron un precio exorbitante por un café y llamó a la policía.

¡Una exageración! Le cobraron un precio exorbitante por un café y llamó a la policía.

Sin embargo, el dueño de una prestigiosa cafetería vivió una insólita situación debido a un cliente que quedó inconforme con el ticket de su pedido.

►TE PUEDE INTERESAR: Pagó una suma exagerada por un almuerzo y su ticket se volvió viral

El hecho ocurrió en popular cafetería Ditta Artigianala, ubicada en Florencia, propiedad de Francesco Sanapo, un barista multipremiado.

Los problemas comenzaron cuando un hombre recibió la cuenta por lo que había consumido: le informaron que debía pagar dos euros (2,1 dólares) por el expreso descafeinado que había bebido.

"Comenzó a gritar al personal, llamando a todos pícaros, a pesar de que le dijeron las razones por las que el café que le servían tenía ese costo", contó Sanapo al diario La Repubblica.

Tras la discusión, el sujeto pagó, pero también llamó a la policía y varios días después agentes municipales acudieron al establecimiento y le labraron una multa por 1.000 euros.

Sin embargo, la sanción que recibieron no fue precisamente por la queja, sino porque el local no mostraba los precios de sus cafés en los menús físicos.

cafe3.jpg
¡Una exageración! Le cobraron un precio exorbitante por un café y llamó a la policía.

¡Una exageración! Le cobraron un precio exorbitante por un café y llamó a la policía.

Tras la irrupción de la pandemia del Covid, en Italia, al igual que en el resto del mundo, las cartas de los establecimientos gastronómicos comenzaron a mostrarse a través de un código QR.

►TE PUEDE INTERESAR: Pidió un sánguche de pollo pero le llegó algo repugnante

Pero esto no fue suficiente para el cliente, que reclamó que no estuviera en ningún lugar físico, como sí ocurría con otros productos de la cafetería. Por lo tanto, llamó a la policía para denunciar lo ocurrido.

Tras la viralización de la historia, a través de un video en Instagram, Francesco defendió la calidad de sus cafés y el precio que se paga por ellos. "Esto no puede pasar, no puede suceder. Incluso hoy en día, una persona se molesta si paga dos euros por un descafeinado", dijo. "El problema es dar el valor justo a las cosas. Pagar un euro por un café no es sostenible", añadió.

El reputado cafetero aseguró que, a pesar de lo elevado de la multa, la pagará porque "es justa, es correcta". "No mostramos el precio del café descafeinado en el menú que se muestra detrás del mostrador.

Temas relacionados: