Ofensiva ucraniana

La llegada de un arsenal militar de Occidente a Ucrania cambia las expectativas y estrategias de Kiev

Ahora el gobierno de Volodomir Zielinski pone condiciones para negociar un cese del fuego, con el aliento del canciller de Alemania, Olaf Scholz

Por UNO

Las expectativas creadas por el armamento occidental que recibió Ucrania envalentonaron a Kiev, que ahora pone condiciones para negociar un cese del fuego, con el aliento del canciller de Alemania, Olaf Scholz.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, afirmó que la artillería de largo alcance sería "decisiva" en la próxima fase de la guerra y coincidió con su par de Canadá en que la instrucción que reciben las tropas ucranianas de sus militares, torcerá el curso de los acontecimientos.

Además, Francia prometió obuses autopropulsados Caesar, que también utilizan proyectiles de alto poder explosivo de 155 mm, los que se sumarán a los casi 50 que ya llegaron a Ucrania desde los Estados Unidos.

Millones de asistencia y armamento pesado

La nueva solicitud de 33 mil millones de dólares del presidente Joe Biden al Congreso sobre asistencia adicional a Ucrania incluye fondos para "artillería pesada", informó al Congreso de su país el secretario de Estado (EEUU), Antony Blinken.

De su lado, Reino Unido y Suecia también pueden enviar artillería a Ucrania, como los M777 británicos.

Al comentar sobre las conversaciones con la parte rusa, el jefe de la Oficina del Presidente, Andriy Yermak, puntualizó -en declaraciones a la CNN- que el objetivo de Ucrania en la desocupación de su territorio por parte de las tropas enemigas.

"Ucrania no comenzó esta guerra y Ucrania no ocupó el territorio de nadie. Significa que esto es lo más importante para nosotros", indicó.

Yermak continuó: "Se trata de nuestra independencia, nuestra soberanía e integridad territorial, y por eso estamos luchando.

TE PUEDE INTERESAR: Otra periodista murió en Kiev por el ataque con un misil Ruso sobre el edificio en el que vivía

Estamos luchando por nuestra tierra y por la libertad y, por supuesto, creo que entonces será un verdadero progreso para nosotros".

"Es la decisión. Entonces se detendrá esta guerra, y luego nuestro territorio será desocupado, y las tropas rusas se irán de nuestro territorio… Este es el principal objetivo de Ucrania en estas negociaciones", acotó.

Yermak enfatizó incluso que el pueblo ucraniano quiere detener esta guerra: "Pero es importante que Ucrania la gane. Por lo tanto, los ucranianos se mantendrán firmes hasta el último hombre".

Cinismo y pacifismo

El canciller alemán, Olaf Scholz, consideró que resulta cínico hablar de pacifismo en un momento en que Rusia está librando una guerra de agresión contra Ucrania.

"Respeto todo pacifismo y toda posición. Pero a los ciudadanos ucranianos les debería parecer cínico cuando se les dice que se defiendan de la agresión de Putin sin armas", escribió el canciller alemán en la red social Twitter, en el marco de polémicas internas suscitadas en su nación.

En tanto, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, aseguró que no teme las intenciones de los líderes de la Federación Rusa de matarlo pero admitió que teme por los ucranianos que sufren la agresión militar, en declaraciones al canal de televisión australiano Nine Network.

"No es tanto diez atentados. No es tan aterrador. Creo que el presidente de la Federación Rusa tiene muchos más problemas, a juzgar por la actitud de todo el mundo hacia su política", expresó.

El mandatario añadió: "Creo que lo que todos hemos experimentado y estamos experimentando ahora, cuando la gente se esconde en los sótanos, se ve torturada, incluso encontrada en pozos".

"Creo que mi situación es más o menos no tan terrible. Tengo miedo por las personas, especialmente por las familias que han perdido seres queridos. Creo que mientras tengas una familia y no hayas perdido seres queridos, no hay nada que no se pueda arreglar y nada que dé mucho miedo", cerró Zelenski.

TE PUEDE INTERESAR: Potrerillos secreto: una expedición a las costas menos conocidas del lago

Temas relacionados: