Mundo Jueves, 29 de marzo de 2018

La Academia de Hollywood desestima denuncias contra su director

La Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas de Hollywood determinó que su presidente John Bailey no cometió acoso sexual, tras una investigación realizada ante una denuncia presentada en su contra el pasado 16 de marzo, por lo que el directivo continuará en su cargo.

"El comité determinó de manera unánime que no se requiere de ninguna acción más en este asunto. Los hallazgos y recomendaciones de la comisión le fueron comunicados a la junta, que los respaldó. John Bailey permanece como presidente de la Academia", señaló la institución en un comunicado, publicado en medios de Hollywood.

El presidente de la Academia había sido acusado por una mujer de haber intentado propasarse con ella mientras se dirigían en una camioneta a un set de filmación, lo cual fue desmentido de manera tajante por el propio Bailey.

"Se dice que intenté tocar a una mujer inapropiadamente mientras ambos íbamos en una camioneta en un plató de película. Eso no sucedió. Las noticias de los medios de comunicación que describen múltiples quejas hechas a la Academia sobre mí son falsas y sólo han servido para empañar mi carrera de 50 años", explicó el directivo en una nota.

Ocurre que los medios de prensa habían informado que existían al menos tres denuncias contra Bailey, pero la Academia sólo recibió una, lo cual motivó una investigación encabezada por el secretario de la organización, David Rubin.

Esta misma entidad había expulsado el año pasado al productor Harvey Weinstein, sobre quien existen múltiples denuncias de abuso sexual, que sirvieron de detonante para la creación del movimento "Me Too" y "Time's Up", que desenmascararon una gran cantidad de situaciones de este tipo en la industria del entretenimiento.

Bailey, de 75 años, cuenta con una vasta trayectoria como director de fotografía y está al frente de la Academia desde agosto pasado, cuando sucedió a la experta en marketing cinematográfico Cheryl Boone Isaacs.

Entre sus trabajos más reconocidos se encuentran sus intervenciones en las películas "Gente como uno", "Hechizo del tiempo" y "Mejor imposible".