Horroroso

Fue a la fiesta de la Pachamama y despertó en un ataúd

Un hombre fue a una fiesta de la Pachamama y luego de beber unos vasos de cerveza, perdió el conocimiento. Apareció en un ataúd

Por UNO

(Editado por Pablo González) Un hombre fue a una fiesta de la Pachamama en Bolivia y, luego de beber unos vasos de cerveza, perdió el conocimiento, sin imaginarse el terror que le esperaba: cuando despertó se dio cuenta de que estaba dentro de un ataúd, bajo tierra.

ataud.jpg
Horroroso. Fue a la fiesta de la Pachamama y despertó en un ataúd.

Horroroso. Fue a la fiesta de la Pachamama y despertó en un ataúd.

“Anoche era la pre entrada (de Villa Victoria). Hemos ido a bailar, yo soy guía, y ya no me acuerdo. Lo único que recuerdo es que pensé que estaba en mi cama y me he levantado para ir a orinar, y ya no he podido moverme más. Y cuando he empujado el ataúd apenas he roto el vidrio y, por el vidrio, ha empezado a entrar tierra y así he logrado salir. Me han enterrado”, relató Víctor Hugo Mica Álvarez al periódico Página Siete.

►TE PUEDE INTERESAR: Insólito: la reacción de un hombre al ser atacado por un gavilán

“Me han querido meter de sullu”, explicó Álvarez, haciendo alusión al término con el que se conocen diversos objetos rituales que son ofrendados a la mencionada divinidad andina.

De acuerdo a su testimonio, la víctima se encontró con un amigo en la celebración, quien lo invitó a beber unas cervezas.

Tras algunas copas ya no tuvo memoria de lo que sucedió hasta el momento de su pesadillezco despertar.

Según el citado diario, Álvarez indicó que en la zona había una infraestructura a medio construir, y que por esa razón asume que lo quisieron utilizar como ofrenda.

►TE PUEDE INTERESAR: "Dale, dale, pelea": dos alumnas se enfrentaron en una escuela de San Juan

Afortunadamente, el hombre logró escapar del cajón donde había sido introducido para luego ser enterrado vivo. Una vez en la superficie, pidió ayuda a un joven que lo llevó a una estación de policía, donde intento radicar la denuncia. Sin embargo, los efectivos a cargo no quisieron recibirla porque Álvarez se encontraba en estado de ebriedad.

“He roto el vidrio, toda mi mano me he lastimado, apenas he salido. En Achacachi (lugar donde despertó). Pero fui a la Policía y me dijeron que estoy en estado de ebriedad. ‘Vas a venir sano’, me dijeron”, contó a los medios.

Por otro lado, un joven que lo encontró deambulando aseguró que Álvarez estaba cubierto con cemento en el rostro y la cabeza, descripción que avalaría el relato de la víctima.

Temas relacionados: