Diario Uno Mundo ataque al Capitolio
Responsabilizan al expresidente

Ataque al Capitolio: policías demandaron a Donald Trump por la invasión al Congreso

Un grupo de policías de Estados Unidos presentaron una demanda federal contra el expresidente Donald Trump y a grupos de extrema derecha por el ataque al edificio del Capitolio

Por UNO

Siete policías del Capitolio de Estados Unidos presentaron este jueves una demanda federal acusando al expresidente Donald Trump y a "grupos violentos de extrema derecha" como responsables directos de la invasión al Congreso del 6 de enero pasado.

La demanda se presentó contra más de dos docenas de personas y entidades, incluido el amigo y asesor de Trump, Roger Stone y el grupo de extrema derecha Proud Boys.

Seguir leyendo

Alega que los acusados conspiraron para evitar que el Congreso confirmara la victoria del presidente Joe Biden en el Colegio Electoral “mediante el uso de la fuerza, la intimidación y las amenazas”.

"Sus acciones violaron la Ley del Ku Klux Klan, que está destinada a proteger contra la violencia política y la intimidación, y otras leyes", prosigue.

Agrega que "los esfuerzos ilegales de los acusados culminaron con el ataque masivo del 6 de enero contra el Capitolio de los Estados Unidos y el brutal asalto físico de cientos de agentes del orden”.

“Muchos acusados en este caso planearon, ayudaron y participaron activamente en ese ataque. Todos los acusados son responsables”, subraya la demanda difundida por la cadena NBC.

La denuncia dice que los siete oficiales fueron “agredidos violentamente, escupidos, gaseados, sometidos a insultos y epítetos raciales, y temieron por sus vidas” mientras defendían el Capitolio de una multitud de partidarios de Trump.

Y recuerda que mientras cientos de personas irrumpían en el edificio, Trump, "según se ha dado a conocer en los medios, estaba siguiendo lo ocurrido a través de la televisión" y "se negó a pedir a los atacantes que se detuvieran".

Su acción legal marca al menos la cuarta demanda contra Trump relacionada con los disturbios y la segunda presentada por miembros de la fuerza policial del Capitolio.

Ataque al Capitolio Donald Trump demandado por policías.jpg

En febrero, el presidente de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, Bennie Thompson, demócrata de Mississippi, demandó a Trump, a su ex abogado personal Rudy Giuliani, a los Proud Boys y a los Oath Keepers, otro grupo extremista, alegando que conspiraron para incitar a los ataques.

Al mes siguiente, el representante Eric Swalwell, demócrata de California, demandó a Trump y Giuliani, acusándolos de ser “totalmente responsables” de la destrucción del Congreso.

A fines de marzo, los oficiales de policía del Capitolio Sidney Hemby y James Blassingame presentaron una demanda en la que culpaban a Trump por las lesiones que sufrieron y continúan padeciendo debido a la invasión. Cada uno de ellos busca más de U$S 75,000 en daños compensatorios.

Te puede interesar Ron Jeremy, el famoso actor porno acusado de violación y agresión sexual

Trump fue acusado en enero en la Cámara liderada por los demócratas por incitar a los disturbios, y 10 republicanos apoyaron la medida y fue absuelto en el Senado, donde se requirió un voto de dos tercios para la condena.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata de California, formó un comité selecto para investigar el ataque después de que los republicanos del Senado desbarataran un intento de formar una comisión igualmente bipartidista, “al estilo del 11 de septiembre”.

Las autoridades estiman que el 6 de enero unas 10.000 personas marcharon hacia el Capitolio y unas 800 irrumpieron dentro del edificio para impedir que se ratificara la victoria de Biden.

Te puede interesar Qué fue de Sharbat Gula, la famosa niña de la portada de National Geographic

Cinco personas murieron y cerca de 140 agentes fueron agredidos por manifestantes partidarios de Trump.

Hasta ahora, unas 550 personas han sido imputadas por cargos relacionados con el asalto, incluidas 165 acusadas de delitos de agresión a la autoridad.

Mientras tanto, un oficial de policía del Capitolio que disparó y mató al alborotador Ashli Babbitt cuando intentaba irrumpir en el lobby de los portavoces fue absuelto después de una investigación interna.