Diario Uno > Mundo > Uruguay

En Uruguay imitan a Moreno y congelaron los precios de la canasta en los súper

El gobierno uruguayo anunció el miércoles el congelamiento de los precios en supermercados y la rebaja de un 10% en 200 productos

El gobierno uruguayo anunció el miércoles el congelamiento de los precios en supermercados -a excepción de la carne y la verdura- y la rebaja de un 10% en 200 productos, una medida "voluntaria" del sector privado que busca contener la inflación, que ya superó la meta estatal.

Estas acciones buscan "contribuir a moderar y actuar decididamente sobre algunas presiones inflacionarias" que hace meses "se han convertido en la principal preocupación macroeconómica que tiene el Uruguay", dijo en conferencia de prensa el ministro de Economía Fernando Lorenzo, acompañado de autoridades de la Asociación de Supermercados del Uruguay y de la Cámara de Industrias (CIU).

Te puede interesar...

"El congelamiento de precios es hasta fin de año en todos los productos que vendemos en los supermercados a excepción de carnes y vegetales. En el caso de los vegetales hay una volatilidad muy importante", explicó Fernando Vieites, presidente de la Asociación de Supermercados, que agrupa unos 300 locales en todo el país.

En el caso de la carne, esta exclusión del compromiso también tiene que ver con la volatilidad de los precios. A eso se suma un descuento de 10% en una canasta de unos 200 artículos, que abarcan desde arroz, fideos o galletas hasta jabón, detergente o pañales.

"Esto se pudo lograr en acuerdo con la Cámara de Industrias y la Cámara de importadores, entre los actores privados tenemos que absorber los costos", explicó Vieites.

"Para la industria en general es tan importante el tipo de cambio como la inflación", admitió por su parte Washington Burghi, presidente de la CIU, añadiendo: "Tenemos que colaborar para capear el temporal".

Según Lorenzo, el fuerte incremento de los precios desde agosto se explica -además de por las presiones inflacionarias normales- por "circunstancias específicas" y "razones de oferta".

"Estamos asistiendo a un fenómeno transitorio y el gobierno tiene el propósito de actuar sobre este fenómeno", aseguró el jerarca, al ser consultado sobre qué ocurrirá a partir de enero.

De todas formas, el gobierno está estudiando medidas adicionales. El director de la Asesoría Macroeconómica del ministerio de economía y finanzas del Uruguay, Andrés Masoller, indicó que se está evaluando con las empresas públicas si se puede postergar el aumento de tarifas que se realiza generalmente a inicios de año.

Además, se estudia eliminar el IMESI (Impuesto Específico Interno) a algunos productos de cuidado personal, hasta ahora considerados bienes suntuarios, como jabones líquidos o máquinas de afeitar.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) en Uruguay saltó 1,21% en setiembre, su alza mensual más alta en el año, y acumuló un aumento de 6,67% en nueve meses, por encima del rango meta fijado por el gobierno (4%-6%), según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En los últimos 12 meses los precios minoristas acumulan un incremento de 8,64%, el más alto en más de tres años. A fines de setiembre el Banco Central del Uruguay (BCU) subió en 25 puntos básicos a 9% su tasa de referencia, indicando que "se debe evitar que la inflación comience a aparecer como una amenaza a un proceso económico que luce saludable, aún en un contexto global débil, incierto y turbulento".

Al cierre de 2011 la inflación en Uruguay -que fue de 5,7% el año pasado- se situó en 8,6%.

Fuente: AFP