Mendoza Domingo, 10 de junio de 2018

Ya son unos 1.000 los padres mendocinos que les deben la cuota alimentaria a sus hijos

Desde 2011, cuando la ley impuso que el Registro de Deudores Alimentarios sea público, el listado casi se ha cuadruplicado. El escrache social no tuvo el eco deseado

Preocupa y no deja de ser un llamado de atención que en Mendoza siga aumentando la lista de deudores alimentarios. Desde que el registro es púbico, el crecimiento ha sido permanente, y hoy ya son 1.030 los padres morosos.

En el 2011, con la modificación de la ley provincial 6.879 (8.326), comenzaron a publicarse en octubre los nombres, apellidos y documentos de las personas que debían la cuota alimentaria parcial o total de sus hijos menores de edad a sus ex parejas.

En un primer listado fueron 296 los mendocinos que aparecieron por haber incumplido esta obligación, cifra que fue creciendo con el paso del tiempo. A casi siete años de esa publicación, esta semana cerró con 1.030 hombres que forman parte del Registro de Deudores Alimentarios Morosos, lo que indica prácticamente que el número se cuadriplicó.

Los ingresos y egresos de esta nómina son a diario, ya que son los jueces de familia y sus secretarios los que van agregando o quitando de la base de datos a los progenitores con este tipo de casos.

La lista se puede chequear todos los días en la página del Poder Judicial y una vez por mes es publicada en algún medio gráfico, hoy en diarios de distribución gratuita. Es el Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de la provincia el que decide en dónde se difunde.

Esta exposición pública de los deudores es una de las partes que impone la ley, medida que no ha tenido los resultados esperados, según explican los entendidos en la materia. "El escrache es un medio para conseguir un efecto, que es el cumplimiento y el hacer efectivo uno de los derechos de los niños. Quizás no funcionó como se pensaba, pero es un elemento más para que el padre cumpla", explicó a UNO el juez Carlos Neirotti, a cargo del Primer Juzgado de Familia de la Ciudad de Mendoza.

"Ahora es la mujer la que decide que el padre de su hijo que no cumple aparezca en la lista. Antes no lo pedían. Se quiere que el incumplidor sea fuertemente sancionado", agregó el magistrado.

Más allá del hecho de ser señalado por la sociedad como deudor, se ha detectado que los impedimentos para algunos trámites son los que llevan a los padres a regularizar la situación con su hijo. "Está comprobado que cuando les aparecen trabas en su vida diaria es cuando buscan ponerse al día. Por ejemplo, sacar un préstamo o entrar a trabajar al Estado", sostuvo Neirotti.

En cuanto al crecimiento que ha tenido la lista en estos años, el juez dijo que "es algo que se viene dando y se mantiene, y se nota mucho en los tiempos de crisis económicas". En la publicación aparecen todos los deudores de la provincia, es decir de las cuatro circunscripciones a las que pertenecen los juzgados de familia.Tiempos de la JusticiaEn los juzgados se pueden iniciar las acciones en distintas instancias a lo que refiere la cuota alimentaria: fijación, actualización y ejecución.

Son pequeños juicios que se realizan y que demandan un determinado tiempo. En el caso de la fijación y la actualización el proceso puede llegar a extenderse hasta un año, mientras que la ejecución demora entre tres y cuatro meses. Luego, el pago de las cuotas es retroactivo a todo ese tiempo.Funciones del registroDesde el 2011, la nueva ley impone: llevar un listado de todas las personas que adeuden total o parcialmente tres cuotas alimentarias consecutivas o cinco alternadas, ya sean alimentos provisorios o definitivos fijados u homologados por sentencia firme; expedir certificados ante requerimiento simple de persona física o jurídica, pública o privada, en forma gratuita; remitir nómina de deudores morosos alimentarios a la administración pública provincial, centralizada o descentralizada, entes autárquicos, empresas y sociedades del Estado, obra social, o cualquier otro organismo dependiente del Estado, como también a toda organización privada que lo requiera; y remitir mensualmente, al menos a un diario de circulación masiva de Mendoza y a cualquier medio periodístico que lo solicite, la nómina actualizada de los deudores.

Dejanos tu comentario