Mendoza Viernes, 13 de abril de 2018

Un kit básico para andar en bici arranca en los $5.000

El monto incluye un rodado común con 18 cambios, luces delanteras y traseras led y un casco reglamentario .

Cambiar al estilo de vida saludable que ofrece andar en bicicleta, cuesta alrededor de $5.000, monto que incluye bicicleta nueva, casco básico y luces traseras y delanteras.

Esto es para estar a tono con lo que pide la nueva Ley de Seguridad Vial de Mendoza, que contempla una multa de $4.000 si no se cumple con los requisitos mínimos para transitar en dos ruedas.

El Gobierno arrancará oficialmente con las multas a mediados de año, aunque en principio se dijo que sería en marzo.

Este medio de transporte se ha puesto de moda, debido, entre otras causas, a la cantidad de ciclovías que se han construido en Mendoza y que tienta a cualquiera a andar por ellas, no sólo de paseo sino para ir a trabajar.

En los últimos años se ha avanzado en la formulación de una Red Cicloviaria para el Gran Mendoza, en la que viven más de un millón de habitantes.

Esta red cubrirá -en dos etapas- alrededor de 350 kilómetros de ciclovías interconectadas y continuas para posibilitar el transporte en bicicleta sin interrupciones en toda el Área Metropolitana, incluyendo a Lavalle. Prevé tanto trayectos urbanos como rurales, vinculando zonas interdepartamentales que antes no tenían conexión.

"La problemática actual de las grandes urbes -con altos grados de industrialización y tránsito que produce elevadas emisiones de dióxido de carbono- encuentra en el uso de la bicicleta una solución tanto para la contaminación ambiental como para la salud de la población", explican desde el Gobierno.

A esto se suma que distintos sectores alientan, con diferentes estrategias, a usar la bici como una forma de cuidar el ambiente y la salud. Por ejemplo la Municipalidad de Godoy Cruz está promoviendo un plan que apunta a pagar a los empleados que vayan a trabajar en bicicleta una asignación mensual de $800.

Otro de los sectores beneficiados, es el de los comerciantes dedicados al rubro, que consideraron que el aumento en la venta de bicicletas, ha sido paulatino, y se ha incrementado en los últimos dos años. Paralelamente a una mayor demanda de rodados, ha crecido la cantidad de accesorios y productos sofisticados que acompañan a los ciclistas, sobre todo a los que gustan contar con todos lo implementos, muchos de moda, como relojes especiales que cuentan los kilómetros andados y miden las pulsaciones e incluso muestran las comparaciones día por día.

Las bicicletas más codiciadas son las que están fabricadas con aluminio, fibra de carbono y sofisticados sistemas de cambios de marcas reconocidas, la mayoría internacionales.

Claro que para adquirir este tipo de máquinas hay que pensar en no menos de $25 mil.