Mendoza Sábado, 22 de septiembre de 2018

Un grupo de especialistas, al rescate del patrimonio

El equipo comandado por Silvia Cirvini, investigadora en la materia, tiene como objetivo preservar elementos históricos. El misterio por la desaparición del reloj del ex Banco Mendoza puso el tema de nuevo bajo la lupa. Piden más cuidados.

El misterio por la desaparición del reloj histórico del ex Banco Mendoza, donde hoy funciona el ECA, hizo que se volviera a reclamar un mayor cuidado de los elementos de valor histórico para la provincia. En ese sentido, la especialista en conservación patrimonial, Silvia Cirvini, conformó con su equipo de trabajo el grupo "Patrimonio en la mira", con el que esperan proteger y rescatar sobre todo los edificios de mayor antigüedad y que están en riesgo.

"El grupo es un instrumento para estar alerta respecto de lo que está pasando con el patrimonio. La idea es que eso evolucione en un blog donde pueda haber participación de otras personas para que todo el que quiera opinar pueda hacerlo, además de que si alguien tiene algo que quiera conservar sepa a quién dirigirse o cómo moverse", dijo Cirvini.

El objetivo principal es el de hacer docencia y de a poco entusiasmar a los mendocinos, ya que considera que no se puede poner en valor algo que no se conoce. Cree Cirvini que el uso de las redes sociales puede ser muy importante para concretar ese acercamiento.

"Probablemente en el último tiempo la situación se agravó. Pasa que hubo más obras y se han cometido errores. El caso del antiguo Banco Mendoza con el incendio de la cúpula por una mala intervención y faltas de controles, es increíble", agregó la especialista en la materia.

<b>Frontera</b>. A Las Cuevas se lo considera un pueblo histórico a salvaguardar.
Frontera. A Las Cuevas se lo considera un pueblo histórico a salvaguardar.

Más de 1.000 bienes

El equipo de trabajo que conduce Cirvini cuenta con una base de datos creada en 2010 donde relevaron unos 1.300 bienes históricos en el área metropolitana de la provincia. Sin embargo, su trabajo difícilmente llegue a cumplir el objetivo de preservarlos, ya que luego de la investigación que realizan dependen de las municipalidades o los dueños particulares para la conservación, y son trámites que generalmente no llegan a buen puerto.

"Es como si fuéramos a pedir algo, como si nos hicieran un favor. En realidad, tratamos de mostrarle que les estamos regalando trabajo de años. Hay una noción que no se tiene acá y sí en Europa de que lo patrimonial y la cultura pertenece a todos, de una u otra manera, así seas el propietario o la sociedad que produjo eso, que dio el marco para que eso sea posible", detalló.

Darle valor a la historia

El otro aspecto con el que quieren trabajar en el equipo es el de darle valor al patrimonio explicando por qué ese elemento es importante y qué significado tuvo para la historia de la provincia.

"Lo cultural debe ser disfrutado y aprovechado. Los relojes, por ejemplo, no tienen que estar guardados en un particular, sino puestos en un espacio donde se explique, donde las personas puedan interpretar el valor de ese elemento", dijo Cirvini.

Para eso, considera, no es necesario tener un museo que los agrupe, ya que hasta una casa de una finca se puede explicar y servir para demostrar cómo era la vida en el campo en el siglo pasado.

Todo ese trabajo requerirá de mejoras en el ámbito educativo, en la difusión y en la conciencia. "Necesitamos la ayuda de los funcionarios, que muchas veces parecen el enemigo", cerró Cirvini.