Mendoza Miércoles, 10 de octubre de 2018

Rufeil dejaría de dirigir el Notti y mantendría su cargo de concejal

La Oficina de Ética Pública le dio un plazo de 60 días para que opte por uno de los dos puestos, pero el médico ya se decidió por seguir en el Concejo y dar pelea por la intendencia.

La Oficina de Ética Pública dictaminó que hay una incompatibilidad horaria en las dos funciones que cumple e Raúl Rufeil, director del Hospital Notti y concejal de San Martín, y le dio un plazo de 60 días para que decida a cuál cargo renuncia. Y aunque no lo confirmó es un hecho que el doctor dejará su puesto en el Notti y seguirá como concejal seguramente con la mira puesta en pelearle la intendencia a Sergio Giménez.

El titular de la Oficina, Gabriel Balsells Miró, informó que esta incompatibilidad no existía cuando Rufeil asumió de concejal, ya que en ese momento las sesiones eran nocturnas. El médico dijo que "me duele, porque es una chicana política",.

Balsells Miró pasó por el Este de Mendoza, "para dar charlas a los funcionarios sobre las presentaciones de declaraciones juradas y las funciones de esta Oficina", dijo. Al mismo tiempo aprovechó para hacer público el dictamen al que se arribó en el caso del médico pediatra y concejal de Cambia Mendoza.

"Hay una incompatibilidad horaria, que hace que no pueda estar al frente del hospital Notti y a la vez asistir a las reuniones de comisión y sesiones del Concejo Deliberante de San Martín", dijo Balsells Miró, quien indicó que el médico tiene 60 días para renunciar a uno de los dos cargos.

Sin embargo aclaró que "hemos arribado a un dictamen y esto es, en definitiva, una sugerencia de lo que hay que hacer. Es el Concejo Deliberante quien debe resolver" y acotó que "no ha habido un hecho ilegal, ya que la incompatibilidad horaria es sobreviniente (las sesiones en San Martín eran por la noche) y Rufeil además había renunciado a su dieta de concejal, por lo que no se afecta el prestigio profesional del doctor".

Por su parte el médico y concejal dijo que "me enteré por ustedes de esto. Todavía no he sido notificado por el Concejo". Lo cierto es que la notificación de la Oficina de Ética Pública había llegado el viernes a la presidencia del cuerpo, pero no fue formalizada.

"Más allá de todo, yo he realizado las dos actividades en forma eficiente y he estado activo en todo momento", se despachó Rufeil, quien no se resignaba a lo dictaminado, aunque lo aceptaba.

"Hubiera sido el primero en renunciar si no pudiera haber podido desarrollar las dos actividades con eficiencia", dijo el médico.

Rufeil sostuvo que "siempre hubo un buen diálogo en el Concejo con el oficialismo. Yo acepté que cambiaran el horario (de la noche a la mañana) porque soy respetuoso de la mayoría, pese al argumentos de que iría mayor cantidad de vecinos a las sesiones. No fue así".

Por eso sostuvo que ese cambio de horario, que fue en definitiva lo que ahora lo obliga a renunciar a uno de los dos cargos, fue "una chicana política" y aseguró que "me duele que haya sido así".

Por su parte el presidente del Concejo Deliberante de San Martín, el peronista Bartolomé Robles, dijo que "enviaremos este dictamen a la Comisión de Legislación y Varios y que ella decida. Particularmente no se cuán vinculante es".

Robles contó que no es la primera vez que, en diferentes períodos, algunos concejales han planeado incompatibilidad horaria y han debido dejar el cargo que tenían anteriormente, para poder ejercer como concejales.

En lo institucional, Robles prefirió que sea el propio cuerpo quien tome la decsisión, peor en lo político arriesgó una apreciación contundente: "A Rufeil lo atacó fuego amigo. El oficialismo no ha sido quien sacó a la luz este tema y tampoco adoptó ninguna postura. Rufeil ha sido víctima de las internas del radicalismo", sentenció.

Este es el primer dictamen de trascendencia pública que ha dictado la Oficina de Ética Pública, comandada por Gabriel Balsells Miró. "Ya hemos intervenido en más de 300 expedientes", dijo y acotó que la mayoría "son sumarios administrativos y también en algunos nosotros, impulsamos la investigación o aportamos pruebas".

Rufeil cumple las dos funciones pero cobra por una sola. No hay quejas contra él ni en el Notti ni en el Concejo Deliberante de San Martín. Al contrario, Rufeil tiene un fuerte respaldo de profesionales y empleados en el hospital pediátrico, que pidieron en forma más o menos pública que el pediatra conserve la dirección.

Muy bien posicionado políticamente, aún ante la incomodidad de algunos sectores internos de la UCR, Raúl Rufeil es la figura política mejor vista para buscar la intendencia en 2019 y tratar de arrebatarle ese sillón a Jorge Giménez, que intentará conseguir un quinto mandato consecutivo.