Mendoza Miércoles, 31 de octubre de 2018

Reprograman la obra de Costanera para agilizarla

En Vialidad reconocen que existe un retraso por interferencias que no esperaban. Cambiarán la modalidad.

Más de 30 mil vehículos circulan diariamente por la Costanera, que desde cuatro meses y medio está siendo intervenida para concretar su refuncionalización, y son cada vez más las demoras que se producen en horas pico. Por momentos, atravesar el sector que va desde la plaza Pedro del Castillo hasta el nudo vial que conecta con el Acceso Este, o viceversa, puede requerir más de media hora.

En junio comenzaron las obras en Costanera con un plazo de 15 meses y, a pesar de que nunca se detuvieron y siempre se ve al personal de la empresa trabajando, desde la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) aseguraron que vienen con demoras. Por ese motivo, no se está trabajando en un solo sector como al principio, sino que ya se extendieron hacia el segundo, es decir, abarcando toda la zona antes mencionada.

Esa obra estaba dividida en cuatro tramos, pero lo que sucedió es que cuando comenzaron a romper para hacer los puentes se encontraron con que había cables de alta tensión colocados hace muchos años, que ya no sirven y estaban llenos de aceite.

"Correr eso de lugar implica mucho tiempo entonces lo que estamos haciendo en este momento es reprogramar la obra para arrancar con todos los tramos juntos y en vez de dividirlos por sectores hacerlo por ítems. Es decir, plantear de una punta a la otra con toda la baranda, o con toda la vereda, o atacar los puentes que se puedan al mismo tiempo", explicó el subadministrador de la DPV, Diego Kotlik.

El objetivo de esa reprogramación es que mientras se demoran algunas tareas sobre todo en las ampliaciones de los puentes existentes, se vaya recuperando tiempo avanzando con trabajos en otros puntos de la obra.

"Nuestra expectativa real y concreta es que la obra avance mucho más rápido de lo que está avanzando. El compromiso de la empresa es acelerar los tiempos, pero se debe reflejar en la obra, que hasta ahora va bien pero estamos exigiendo más velocidad. El problema no es que falte personal, sino que nos encontramos con interferencias que no nos permitieron avanzar más rápido", agregó Kotlik.

De esta manera, en lo que hace a la calzada exclusivamente se están atacando los dos primeros tramos en simultáneo, por lo que quedarán para más adelante el tercero y cuarto, es decir los que van desde el nudo vial hasta Brasil y desde Beltrán a la Rotonda del Avión.

Los puentes nuevos, en 2019

La obra contempla la construcción de dos puentes nuevos que serán independientes de los trabajos generales, es decir que no deberían incomodar en cuanto al tránsito. El objetivo era comenzar a construirlos entre setiembre y octubre pero también vienen con algunas demoras y calculan que será enero la fecha de inicio.

El más importante de los puentes es el que cruza en diagonal por sobre el canal Cacique Guaymallén y que irá directo a la Rotonda del Avión. Para ese todavía resta la aprobación del cálculo, que la empresa debería presentar en noviembre.

El otro une las calles Lavalle de Guaymallén y Arrollabes de Capital, y según Kotlik ambos son complejos porque primero deben ensanchar las paredes del canal, luego hacer las bases para colocar el puente y por último romper las paredes viejas para darle más ancho.

"Si está todo bien, no más allá de enero estaremos arrancando con esos trabajos", cerró el funcionario.

Más noticias