Mendoza Domingo, 10 de diciembre de 2017

Quieren sumar más cirugías bariátricas en el Central

El programa, que se realizó durante 10 años en el Scaravelli de Tunuyán, se retomó tras estar un año estancado.

El programa de cirugía bariátrica, que durante 10 años funcionó exitosamente en el hospital Scaravelli, de Tunuyán, y que estuvo casi un año frenado, se retomó en agosto en el Hospital Central de Mendoza. Desde esa fecha, se está realizando una operación por semana y el objetivo para 2018 es aumentarlas como mínimo a dos. La semana pasada se inauguraron los consultorios de cirugía bariátrica en el Central, para una mejor atención de los pacientes. Este tipo de operación está destinada a personas que padecen obesidad mórbida, y llegar a esta instancia no es una tarea sencilla. Para obtener el apto operatorio los pacientes deben realizar todo un proceso de disminución de peso previo a partir de un programa multidisciplinario, donde se atienden con nutricionistas, médicos clínicos, psicólogos y, de acuerdo con las enfermedades asociadas por cada uno de los especialistas.En cuanto a las enfermedades asociadas, las más comunes son las traumatológicas, por el exceso de peso.El objetivo de la cirugía es mejorar la calidad de vida de los pacientes con obesidad mórbida, que además pueden tener enfermedades asociadas como diabetes, problemas cardíacos, neumonológicos, de lípidos o síndromes metabólicos."Se las considera cirugías seguras. Sin embargo, las complicaciones existen y están descriptas. Son potencialmente graves porque los enfermos son de características especiales. No es lo mismo operar a un paciente flaco que a uno obeso mórbido, técnicamente es mucho más difícil. Además, en la medida que aparezcan complicaciones, son más difíciles de sortear", explicó Alejandro Birman, cirujano a cargo en el Hospital Central.Hay dos tiposActualmente hay dos tipos de cirugías bariátricas aprobadas. Una es la manga gástrica, que disminuye el tamaño del estómago. En condiciones normales, el estómago tiene una capacidad de 1 litro y medio, y con la manga queda un tubo de un diámetro de menos de 1 centímetro. Esto limita la cantidad de ingreso de alimentos.Por otra parte, está el by pass gástrico, que también disminuye el tamaño del estómago, pero además se hace un puente para que disminuya la absorción del alimento a 1 metro y medio de donde se absorbía antes."Cumple una doble función: una restrictiva, disminuyendo el tamaño del estómago, y malabsortiva, por este puente que se hace a 1 metro y medio de donde se absorbía previamente", informó Birman.

Dejanos tu comentario