Mendoza Domingo, 15 de octubre de 2017

Quiénes son y cómo piensan los aspirantes a diputados nacionales

Los cuatro buscan un lugar en el Congreso. Una radiografía de cada uno de los canditatos que encabezan las lislas

Claudia Najul Si bien Claudia Najul, actual ministra de Salud, atravesó ya varias campañas en su vida de militante radical, en algo está debutando: esta es la primera vez que encabeza una lista y la exposición que eso supone no deja de sorprenderle, pese a que ella les puso voz a los spots de campaña, notas periodísticas y debates recién hace pocos días. Antes fue el gobernador Alfredo Cornejo quien se puso la campaña al hombro, aunque, claro, ella era la invitada a cuanta inauguración hubiese, se vinculase o no con la salud. Si hay algo que esta farmacéutica conoce por adentro es el sistema de salud mendocino. Comenzó a trabajar ad honórem en la farmacia del hospital Lagomaggiore, y caminando ese enorme y laberíntico edificio se convirtió en jefa de servicio, ese es su cargo retenido en el Estado. Después, militancia mediante, llegó a ser directora de Farmacología en el gobierno de Roberto Iglesias y para entonces ya combinaba su rol como funcionaria con el de madre de dos de sus tres hijos. De allí se catapultó a directora de Planificación de Servicios de Salud de Julio Cobos.De la mano de Ernesto Sanz se subió a la lista de candidatos a senadores provinciales y consiguió serlo en la histórica elección radical del 2013. En esa banca, en la que se convirtió en presidenta del bloque, se mostró preocupada por las problemáticas de género y, paradójicamente, fue llamada a ser ministra de Salud luego de que su antecesor Rubén Giacchi fuera denunciado por un caso de violencia de género y renunciara. Católica creyente, aunque no practicante, Najul es antes que nada cornejista confesa. En cada oportunidad en que se le acerca un micrófono o una cámara prendida destaca la capacidad de liderazgo y resolución del gobernador,y la admiración le brota espontáneamente. Dice tener tres pasiones: "La política, la salud pública y la familia", y parece saber separarlas. Está casada con un peronista, el empresario Gustavo Brennan, uno de los dueños de Farmacias del Centro, pero asegura que él no ha discutido ni una sola de las políticas que ella implementó. De repetirse el escenario electoral de las PASO, Najul será diputada nacional y habrá que ver cómo se mueve en el Congreso para continuar su lucha por la salud pública.Omar FélixSu andar en la política podría definirse como el de quien pertenece a una estirpe. De su padre, que fue tres veces intendente de San Rafael, heredó no sólo la militancia sino hasta su segundo nombre Chafí. En su entorno aseguran que Omar Chafí Félix se inició en el peronismo prendido de los pantalones de su papá, cuando aún no podía afiliarse porque no tenía la edad para hacerlo. Es evidente que en su hogar se respiraba política, porque eso también prendió en su hermano Emir, hoy intendente de San Rafael. Empezó a estudiar Ciencias Económicas en la delegación sanrafaelina de la UNCuyo, pero abandonó en tercer año, cuando el país se convulsionaba con la única guerra que combatió, la de Malvinas. Fue después de una acalorada discusión con algunos profesores "que defendían la idea de que Estados Unidos iba a estar de nuestro lado. La oposición nos valió irnos de la facultad", recordó. Después de ese quiebre se dedicó a la actividad agropecuaria en el campo familiar y más tarde a la actividad minera, en un yacimiento de cuarzo que heredó junto con su hermano Emir. La tentación de ser funcionario le llegó en los '90, antes de la necesidad de formar una familia. Así, primero ganó un cargo como concejal de 1995 a 1999, y en medio de su primera gestión en el Deliberante sureño fue padre de su primer hijo, Yamil, que hoy tiene 22 años. Este hombre formal, de hablar pausado, creció en el partido a fuerza de ganar elecciones y mantener a San Rafael como un bastión peronista. De 1999 a 2003 fue senador provincial y más tarde intendente entre 2003 y 2009. Ese año ganó una banca en el Congreso, en donde estuvo hasta el 2013. Desde ese momento, y sobre todo después del 2015 cuando el radicalismo le arrebató la provincia al PJ que venía gobernándola desde hacía 8 años, se convirtió en el aglutinador en la derrota. Siempre bregando por la unidad del partido, en el que había muchos caídos y otros tantos dolidos, se alió a los que seguían de pie: los intendentes. Con ellos atrás, se convirtió en el presidente del partido en la provincia y con su venia se erigió en candidato cabeza de lista, que seguramente llegará al Congreso tras las elecciones del 22. Noelia BarbeitoNoelia Jael Barbeito se ilusiona con festejar sus 36 años -tres días después de las elecciones es su cumpleaños- con una banca en el Congreso de la Nación para el Frente de Izquierda y de los Trabajadores. No debe de haber soñado con esa candidatura en el 2011, cuando volvió de Neuquén y dejó allá su familia, "para colaborar acá con los compañeros" del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS). Pero lo cierto es que en el 2013 junto con Nicolás del Caño se convirtió en una de las adalides del frente que, sin que nadie lo vaticinara, se convirtió en la tercera fuerza política de Mendoza. Con 139.999 votos, el FIT consiguió instalar a Del Caño en el Congreso (que más tarde rotó en el cargo con Soledad Sosa) y a ella en la Legislatura provincial, como senadora, cargo que se renueva el próximo domingo. El rostro femenino que el votante mendocino más identifica con el FIT no es sólo una amable y sencilla profesora de Historia. En estos más de 3 años de su primer cargo público supo enfrentarse a legisladores y funcionarios oficialistas y justicialistas sin que le temblara el pulso. Tanto es así, que a ella y sus compañeros del frente les enrostran oponerse a todo proyecto que llega a la Casa de las Leyes, independientemente de quién lo presente. Es hija de un ex empleado de YPF y se fue con su familia a Neuquén cuando la empresa abandonó la provincia. Llegó justo al segundo Cuatralcazo, en la convulsionada Cutral Có de 1997, cuando tenía 15 años. Tal vez aquel levantamiento de los desocupados, que dio origen a los piqueteros, y los vaivenes de la economía nacional de los '90, en la que despidieron a compañeros de su padre, la convirtieron en esa defensora de los trabajadores y del socialismo. De muestra de esa defensa valga recordar el respaldo que le dio a Nicolás del Caño cuando el cordobés que había sido diputado nacional por Mendoza decidió disputar una banca ahora por Buenos Aires. Esa jugada le valió la enemistad con Soledad Sosa, del Partido Obrero, quien defendía la idea de que Del Caño renovara su banca. Finalmente los del PTS ganaron la batalla y Barbeito y Sosa aspiran a quedarse con una de las 5 bancas que renueva Mendoza en la Cámara de Diputados de la Nación.José Luis RamónIntegró aquel grupo de jóvenes románticos que en el resurgimiento de la democracia de 1983 se afilió al partido radical y no esconde su admiración por el ex presidente Raúl Alfonsín, pero admite que decidió ser candidato por el Partido Intransigente porque el "radicalismo está cerrado". José Luis Ramón, el hombre de pelo suelto al viento, que no deja de sonreír y montó su campaña sobre su rol como abogado de la ONG Protectora, está confiado en que el 22 de octubre conseguirá ser uno de los 5 diputados nacionales por Mendoza. Este santafesino de nacimiento, es más bien mendocino. Llegó a estas tierras con 14 años, cuando trasladaron a su padre, que era ferroviario. Aquí formó su familia , crió a sus cinco hijos y forjó su carrera de abogado. Pero, claro está, no es un abogado tradicional. A su aspecto fornido de ex jugador de rugby y actual entrenador del Club Personal Banco Mendoza le suma un look descontracturado, de pelo largo, con visibles muestras del paso del tiempo.Ese perfil que despunta desde hace 24 años como abogado en la ONG Protectora lo trasladó a la campaña y fue por más. A las manifestaciones para denunciar el tarifazo en las boletas de gas, envuelto en una frazada y con megáfono en mano, le sumó otros tantos actings.Eligió un viernes por la noche para subirse a la parte trasera de una camioneta y cual "rey de las legislativas" se paseó promocionándose en plena calle Arístides Villanueva en Ciudad, acaparando la atención del voto joven que se concentra en los bares de esa arteria. El jueves volvió a apelar al megáfono para conquistar a los universitarios que asistían al debate que organizó la Universidad Maza, en Guaymallén. Ramón no le teme al ridículo, lo abraza y le arranca una mueca. Se jacta de haber sido docente en una escuela albergue de Lavalle, en el barrio San Martín de Mendoza capital y el oeste de Godoy Cruz. Asegura que nadie le pidió ser candidato de un partido "testimonial" como el Partido Intransigente y que él mismo decidió "dejar de pedirles a los jueces que sancionen las desviaciones del mercado y creé la agrupación Protectora, para ir al Congreso y modificar las leyes".

Más noticias