Mendoza Miércoles, 23 de mayo de 2018

Por primera vez Mendoza tendrá su Sexpoerótica

Será viernes y sábado en la bodega Marqués de Montecristo, en Maipú, desde las 19 hasta la madrugada. Habrá shows en simultáneo, stands de productos y servicios relacionados, y otras actividades

"Descubrí para sentir". Ese es el lema de la Sexpoerótica, la única feria erótica del país, que por primera vez se hará en Mendoza el viernes y sábado. El título no es casual. Es que el descubrimiento y la exploración, tanto del cuerpo como de los gustos y de los deseos, propios como ajenos, son claves para una mejor sexualidad, que es fundamental también para el bienestar general.

Eso, y la necesidad de desarrollar y potenciar el erotismo, rompiendo con algunos mitos para que el acto sexual no oprima, sino que dé alas, son algunos de los conceptos que se abordarán en este evento sin precedentes , que tendrá lugar en la bodega Marqués de Montecristo, de Maipú, en ruta 60 y Laprida, de Cruz de Piedra, desde las 19 hasta la madrugada.

Invita Club UNO con la promoción 2x1 (2 entradas al precio de una).

A la par se presentarán shows simultáneos en dos escenarios con más de 50 artistas, stands de productos y servicios relacionados al tema, shows de humor, food trucks, living sex, painting y concursos.

Entre los especialistas que abordarán el tema de la sexualidad estarán el psicólogo paraguayo Ramón Torres y la sexóloga chilena Scarlett Godoy. También profesionales mendocinos. Entre ellos, el psicólogo y estudioso de la sexualidad Roberto Viñas, que disertará sobre diversidad sexual como posibilidad y que habló con Diario UNO.-¿De qué se trata el erotismo?-La sexualidad abarca todo el universo simbólico a partir del cuerpo sexuado: sexo, género, roles de género, identidades y expresiones de género, placer, intimidad, orientación sexual y también el erotismo, que es el componente del área de la motivación o de la orientación sexual. Todo aquello que resulta atractivo, que depende un poco de la identidad sexual de cada uno. -¿Cómo desarrollar el erotismo?-El erotismo tiene su propia inteligencia. Es importante conocer y explorar el propio cuerpo y el del otro. Muchas veces no tenemos esa formación o educación, para reconocernos o ver qué nos causa placer, satisfacción, qué queremos, pero también para poder escuchar los deseos del otro. Es un encuentro con otra persona, y eso hace al erotismo. —¿Influye la sociedad?—Sí, porque todo lo que vivimos de la sexualidad está construido culturalmente. Y es muchas veces la cultura diferente lo que nos atrae. Entonces hay que hacer un proceso para distinguir lo que puede ser culturalmente impuesto de aquello que es genuino basado en el respeto. Hay que conectar eso. Lo que he aprendido, más la intuición, mi propia fidelidad y avanzar aunque culturalmente no esté promovido.

-¿Cómo ayuda la Sexpoerótica? -Para abrirse a distintos universos. El erotismo es importante para el ser humano. Es necesaria la inteligencia erótica para saber lo que uno quiere.—¿Qué tan importante es el bienestar sexual hoy?—Hay que apostar al bienestar psicológico dado en la sexualidad. Nuestro mundo nos pone a trabajar al ritmo de determinados intereses y uno no tiene que olvidarse de sí mismo. En las parejas es importante. Así como la sexualidad puede estar afectada por el estrés, también la sexualidad puede disminuirlo.

-¿Cómo mantener el deseo sexual en el tiempo? -Lo más importante es el diálogo, ser capaces de conocer y explorar el cuerpo y el deseo de uno y del otro, y tiene que haber cierta distancia. Es para que cada uno pueda desarrollar su propia identidad. Si no, la relación ahoga. La sexualidad no tiene que impedirlo. Las parejas se cierran, o uno oprime a otro. Por ejemplo, es lo que logra el machismo. La sexualidad a la persona tiene que darle alas y no oprimirla, y eso es lo que hace al vínculo sexual como emotivo. -¿Un juguete o algo extra, ayuda? -Sirve para mejorar el acto sexual, en tanto ambos estén de acuerdo. Que se respete el estilo y la libertad de los dos. Nuestra cultura ha tenido formas muy heteronormativas, demasiado pensadas, en un esquema de pareja o pensadas sólo en términos de reproducción. Pero este es un camino de ensayo de la libertad, del respeto por el otro y sobre todo del encuentro, del amor. -¿Hay más apertura en la sociedad?-Sí. Pero no quiere decir que todo este camino lleve a buen puerto. Los mitos están muy arraigados. Es difícil moverse de ahí, es como una zona de confort. Por ejemplo, es muy común que las parejas vivan metidas en sus obligaciones, en ser responsables con los hijos y que con eso crean que está todo cubierto o lo más importante, pero en realidad se están dejando de lado momentos para dedicarse el uno al otro. Es una imagen de familia que es un mito. -¿Cómo deben abordar los jóvenes la sexualidad?-Cuidarse es fundamental. No siempre están dedicados y advertidos de la necesidad de cuidarse. Es importante no hacer las cosas por moda, sino lo que se sienta. Hay que promover una práctica sexual de calidad más que de cantidad. Dejar que los jóvenes hagan sus experiencias con cuidado porque la sexualidad es simbólica. Detrás de esos símbolos hay personas. Eso es lo más importante.

Más noticias