Mendoza Lunes, 7 de mayo de 2018

Por primera vez en 8 años pronostican cierre con superávit

Se espera un excedente presupuestario de $1.040 millones. Una rareza en el contexto nacional. El ejercicio fiscal 2017 cerró en 0, es decir, los ingresos corrientes alcanzaron para pagar los gastos.

Por primera vez en ocho años , la caja de las finanzas de Mendoza cerrará un ejercicio con superávit, es decir, habrá un excedente, de $1.040 millones, chico si se lo compara con la torta completa de gastos, pero excedente al fin, según pronósticos oficiales.

Esto significa que los ingresos corrientes, entre los que se cuentan los fondos que entran por el pago de los impuestos provinciales, lo que llega desde la Nación por Coparticipación y regalías petroleras, entre otras cosas, alcanzó para afrontar todos los gastos corrientes, entre los que se encuentran el pago de los sueldos, el pago a proveedores, alquileres, las transferencias a municipios y otros muchos gastos.

"Lo significativo es que tenemos por segundo año ingresos que están creciendo más que los egresos, eso es muy importante. El año pasado habíamos alcanzado el equilibrio, cerramos el ejercicio 2017 en 0, es decir, los ingresos corrientes alcanzaron para pagar los gastos corrientes", destacó el ministro de Hacienda Lisandro Nieri.

La situación de equilibrio fiscal que ha conseguido Mendoza luego de terminar el 2015 con un descalabro que llevó incluso a retrasar el pago de los sueldos a los empleados estatales y a deberles fondos nacionales a los municipios, es una rareza en el contexto de las finanzas del Gobierno nacional, que tiene una deuda creciente y un déficit complejo de achicar.

"La Nación se enfrenta a problemas mayores, es una situación mucho más compleja -sostiene Nieri, para atenuar la descripción del panorama nacional-. Nosotros hemos ordenado las cuentas concentrándonos en dos factores, tratar de mejorar los ingresos y achicar al máximo posible los egresos".

Bajo esta premisa, que exige a rajatabla el gobernador Alfredo Cornejo, es que se trató de mejorar la recaudación de los impuestos -aún así se inició una baja progresiva en la alícuota de Ingresos Brutos- y se buscó reorganizar el gasto para evitar el rojo del Estado.

"Se empezó a comprar mejor y más barato; como los proveedores saben que pagamos, tenemos más ofertas, y por lo tanto, mejores precios. Se ha trabajado mucho en tratar de achicar la planta de personal. Entre el 2015 y este año tenemos 5.000 empleados menos, para eso no se repusieron los empleados que se jubilaron, y no se tomó más personal que el estrictamente necesario por concurso. Somos muy estrictos en cuanto a los adicionales, y el ítem aula también ayudó mucho. Ahora, para que este equilibrio se consolide hay que seguir trabajando varios años más con el mismo criterio", describió el hombre de las finanzas provinciales.

"Todo el déficit se financió con deuda y sin hacer obra pública; eso fue lo que ocurrió en los años anteriores. Nosotros tratamos de mejorar la calidad de la deuda, de hecho, hemos achicado la cantidad de deuda que teníamos en dólares. Ahora tenemos el 40% de la deuda en dólares y el resto en pesos. Y respecto a la obra pública, empezamos lentamente a hacer obras desde el año pasado y recién este año estamos a un buen ritmo, por encima del promedio histórico de la Provincia" (ver infograma).

Más noticias