Mendoza Miércoles, 10 de octubre de 2018

Nueve casas del IPV irán a remate público

El titular del Instituto Provincial de Vivienda señaló que hay más de 100 casas que están en trámite de desadjudicacion, en distintas instancias.

El gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo dio el puntapié inicial con su anuncio del "remate" de aquellas casas del Instituto Provincial de la Vivienda que tienen deuda, y el titular del IPV, Damián Salamone, especificó la cantidad de casas que se encuentran en esta situación y las zonas donde están ubicadas.

Lo primero que aclaró es que hay dos situaciones diferentes. En un caso, las viviendas serán readjudicadas a nuevas familias, y en otros irán directo al remate público.

Las casas escrituradas son las que tienen el traslado de dominio realizado y cuando sus titulares incurren en mora comienza un proceso administrativo de ejecución hipotecaria por mora. Si las personas no regularizan su situación, van a remate público.

Hay 9 casos que se encuentran en la etapa final, es decir, que ya tienen la orden judicial para ejecutarse el remate público. Especificamente, 4 pertenecen a Guaymallén, 2 a Luján de Cuyo, 2 a Godoy Cruz y 1 a Capital.

Actualmente, el instituto ha notificado a 46 adjudicatarios, previo al inicio de la ejecución hipotecaria.

Salamone resaltó que en estos casos el IPV sólo se limita a recuperar el valor del inmueble, más los gastos administrativos, y volcarlo al sistema de vivienda.

Las viviendas no escrituradas son aquellas en las que el titular es el IPV, y cuando las personas a las que les cedieron la tenencia provisoria incurren en mora o tenencia irregular, comienza un proceso de desadjudicación para dárselas a otra familia.

En el transcurso del 2018 el IPV ha realizado 7 desadjudicaciones en los departamentos de Luján, Godoy Cruz, Maipú, Guaymallén y Tunuyán. Mientras que hay 118 casas en etapa de inspección, y 102 en distintas instancias del proceso de desadjudicación.

A septiembre de 2018 el instituto cuenta con 36 casos de viviendas en estado de ser desadjudicadas,es decir, la etapa final..

Salamone, destacó que las familias se pueden presentar a regularizar su situación en cualquier instancia. Dijo que en ese caso se debe reveer la situación, y si se llega a un acuerdo, se frena la desadjudicación.

Además, indicó que en la readjudicación de las viviendas recuperadas se priorizarán las familias con mayor vulnerabilidad social, de acuerdo a lo que informan los municipios.

"De las 21.930 viviendas escrituradas el 40% presenta mora. Y de las 42.934 viviendas sin escriturar, el 51% está en situación de mora", cita un informe del IPV.