Martes, 24 de enero de 2017

Najul, que juró por la Patria, dijo: "Mantendré la bandera de la igualdad"

La nueva ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes juró en medio de un ambiente de euforia, risas, algarabía y que dejó en el olvido al denunciado Rubén Giacchi.

Todo era sonrisas, algarabía, felicidad. Se hacían chistes, se abrazaban, se golpeaban las espaldas, se felicitaban. Había mucha euforia. No importaba que la sala Patricias de Casa de Gobierno estuviese tan llena que se respiraba un espeso aroma a humanidad. Nadie reparó en eso porque estaban contentos, todos chochos. Hasta el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, hizo varios chistes y se permitió bromear sobre las personas a las que la ya oficializada ministra de Salud, Claudia Najul, se había olvidado de agradecer en su discurso.

Najul hizo este lunes su juramento por la Patria como ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, cargo al que accedió en remplazo de Rubén Giacchi, denunciado por violencia de género y al que nadie ni siquiera nombró.

"Vamos a hacer un cambio que no tenía pensado, voy a ser sincero, no lo pensaba, pero las circunstancias ajenas a mi voluntad determinaron que ese cambio era oportuno", dijo Cornejo en su discurso al referirse al ex ministro, cuyo nombre ni siquiera pronunció. En el Gobierno parece que hicieron caso a ese dicho popular de "lo pasado, pisado" y a Giacchi lo enterraron. El lunes el duelo por el ex ministro ya estaba hecho.

Najul juró en su cargo ayer cerca de las 19.30 y recibió el apoyo de amigos, familiares, de compañeras farmacéuticas, de ex jefas, de la oposición, de la juventud radical, de personas del ámbito académico y de hasta Ernesto Sanz, a quien responde políticamente. "La verdad que tanto apoyo me da envidia", bromeó Cornejo.

La ahora ministra le agradeció primero al gobernador por haberla elegido para ocupar ese cargo y definió en una palabra lo que será su gestión: "Profundizar". "Vamos a profundizar lo que ya he hecho en el Gobierno, no vengo a hacer cambios", sostuvo.

La funcionaria, que presidía la Comisión de Género en el Senado de Mendoza, dijo que es consciente de que hay expectativas en ella por su rol de mujer. Apenas terminó de pronunciar estas palabras, un grupo de mujeres soltó un aplauso cerrado, largo y fuerte, acompañado de gritos de apoyo. "Tengo una amplia visión de género, voy a mantener la bandera de la igualdad y en eso no los voy a defraudar", prometió.

"Me comprometo a lograr un Estado más inteligente, más accesible, más solidario, más humano", sostuvo Najul. "Quiero agradecer también a mi compañero de vida, que con su mirada me enfoca muchas veces cuando yo me radicalizo mucho y a mis hijos que están preocupados, quédense tranquilos que la mamá puede", dijo un poco emocionada, un poco entre risas.

"Bienvenida a la acción, ya va a ver", le dijo Cornejo casi al finalizar su discurso a Najul. "Ella me mandaba siempre mensajes de texto, pero creo que ahora no va a tener más tiempo para los mensajes", agregó el gobernador, contento, sonriente, relajado.

Cornejo dijo que le ha pedido a la funcionaria que siguiera trabajando con el equipo que estaba, al menos por ahora, porque están conformes con el trabajo hecho en el primer año de gestión y les pidió redoblar los esfuerzos.

"La gran autocrítica que hay que hacerse es que durante años se han administrado mal los recursos. Administrar bien es la política pública más progresista que se puede ofrecer", sostuvo.

"No vengo a hacer ningún cambio radical, sino que vengo a continuar lo que inició el primer día de gobierno, el gobernador Alfredo Cornejo" (Claudia Najul, ministra de Salud).
"Tenemos grandes problemas que hay que ir resolviendo y que se solucionan con políticas integradoras y no sólo desde la economía" (Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza).

Más noticias