Mendoza Martes, 27 de junio de 2017

"Mendoza como destino turístico es sinónimo de rutas inseguras"

Lo apuntó Ricardo Becacecci, vicepresidente de la Cámara de Turismo de Mendoza.

Mendoza se trepó a la mayoría de las tapas de diarios nacionales, pero no por sus atractivos turísticos, sino justamente por ser otra vez escenario de una de las mayores tragedias viales que involucró a turistas: en total 15 personas, entre ellas 2 niños, 7 adolescentes y 5 adultos que integraban el grupo del centro de danzas Soul Dance, de Grand Bourg, de provincia de Buenos Aires.

Todos fallecieron luego de que volcara el colectivo en el que regresaban de Las Leñas, en la cuesta de Los Terneros, en San Rafael. A ellos se sumó el chofer Damián Pinelli (35), que también murió en el acto.

Luego de conocerse algunos detalles de cómo ocurrió la tragedia, desde la Cámara de Turismo de Mendoza pusieron el acento en la falta de mejoras en las rutas, de controles policiales y de transporte, y aseguraron que este tipo de fatalidades impacta directamente sobre esa área de la economía mendocina.

Además de las víctimas fatales, otros 21 ocupantes del micro de la empresa bonaerense resultaron lesionados y hasta la tarde de ayer sólo 6 de ellos recibieron el alta médica, mientras que el resto continuaba internado en el hospital Schestakow y la Policlínica de San Rafael, el Hospital Español y el Notti (ver listado).

Los demás tripulantes del colectivo fueron derivados a un albergue que habilitó la Dirección de Desarrollo Social de San Rafael, en donde pasaron la noche.

La tragedia hizo que se decretara duelo nacional por dos días y se dispuso enviar el avión Hércules que pasadas las 19 partió del aeropuerto de San Rafael trasladando los cuerpos de las víctimas y a 14 personas más, entre familiares y sobrevivientes del accidente.

También se habilitó un vuelo chárter, que según precisó el titular de Defensa Civil, Jorge Pizarro, transportaría a 19 familiares más, con destino a San Fernando, en provincia de Buenos Aires.

Otra vez el chofer no conocía la ruta de montaña

Al igual que en la tragedia ocurrida en febrero pasado en Horcones, en la que volcó un micro de origen chileno y fallecieron 19 personas, también esta vez el chofer bonaerense que provocó la fatalidad Damián Pinelli (35) demostró desconocer cómo conducir en alta montaña, y esa impericia sumada a la alta velocidad que según confirmó ayer el ministro de Transporte Guillermo Dietrich quedó probada, dio como resultado el combo fatal.

Los dichos del ministro se confirmaron en los testimonios de los sobrevivientes que recalcaron que el micro "iba muy rápido".

Grave. El micro de la empresa Talcahuano tenía vencida la habilitación.
Grave. El micro de la empresa Talcahuano tenía vencida la habilitación.

Las carencias que repercuten en el turismo

Sin embargo, más allá de las responsabilidades penales o civiles que se puedan confirmar luego las pericias y la investigación de la fiscalía sanrafaelina que caratuló la causa como "homicidio culposo doblemente agravado", este tipo de tragedias que se muestran en medios de todo el país, tienen un notorio impacto en el turismo.

"Cuando sucede este tipo de tragedias los turistas pueden pensar en que son responsabilidades de los choferes o de las empresas que no cumplían con algunos requisitos, pero también ponen el acento en el estado de las rutas y es ahí donde Mendoza como destino turístico es sinónimo de rutas inseguras. La ruta 7 y la 144, en donde está la Cuesta de los Terneros son rutas que requieren una amplitud de las trazas desde hace años", apuntó Ricardo Becacecci, vicepresidente de la Cámara de Turismo de Mendoza.

De hecho, esa entidad publicó un comunicado de prensa con las carencias estructurales que tiene la provincia y que, a su entender, repercuten en estas tragedias viales que, además de las fatalidades que provocan, tienen graves consecuencias económicas para el sector.

Entre ellas figuran la necesidad de ensanchar rutas mendocinas, cuyo nivel de tránsito ha crecido y excede la capacidad de carga, la falta de controles de tránsito de las autoridades policiales y la falta de controles satelitales para corroborar las velocidades a las que viajan los colectivos. Se resaltan también la alta informalidad de prestadores de servicios turísticos y la falta de inspectores de Vías y Medios de Transporte, además de cómo repercuten las tardanzas en los controles fronterizos que hacen que muchos choferes, apenas cruzan la Aduana impriman mayor velocidad para llegar a destino.

Falta infraestructura turística

"En verano por Valle Grande circulan unos 100.000 turistas y allí sólo hay un centro de salud con un médico contratado y un enfermero. Obviamente esa infraestructura es insuficiente cuando sucede una tragedia como esta y desnuda que no tenemos mentalidad preventiva y que no estamos a la altura del volumen de turismo que llega al Sur", opinó el médico Juan Zigliotto, quien es un referente de Luchemos por la vida de San Rafael, y actuó en una tragedia similar ocurrida en el 2006.

Más noticias