Mendoza Jueves, 12 de julio de 2018

La Municipalidad de Mendoza ya recaudó más de $5 millones por multas

Las sanciones más recurrentes aplicadas por la Ciudad son por contratación de servicios sexuales en la vía pública.

Dos años y medio lleva en funcionamiento efectivo el Código de Convivencia aplicado por la Ciudad de Mendoza, período en el que se labraron cerca de 5.400 multas y se lleva recaudado unos $5.500.000. La infracción más recurrente por individuos es la solicitud de servicios sexuales en la vía pública, mientras los sindicatos reinciden en el corte de calles.

Si bien la normativa se sancionó en 2014, durante todo el 2015 se trabajó en concientización e información, por eso la aplicación concreta comenzó en 2016.

"Partimos de una premisa central, que es preservar el espacio público como un ámbito de civismo, donde todas las personas puedan desarrollar sus actividades en forma normal. El eje central está en que todos tienen derechos, pero también responsabilidades", explicó Raúl Levrino, secretario de Seguridad Ciudadana de Capital.

En ese sentido la conducta prohibida más veces sancionada, dentro de las 5.371 multas colocadas, fue la contratación de servicios sexuales, con mucha diferencia con el resto. En total se labraron 4.428 infracciones a sujetos que en muchos casos fueron reincidentes.

Muy por detrás en la carrera vienen las multas a trapitos y a quienes lavan vehículos en la calle, con poco más de 700. Las otras cinco conductas sancionables (ver aparte) no llegan todavía las 100, aunque los cortes de calle, principalmente por parte de sindicatos, pero también en el último tiempo por estudiantes que presentan sus buzos de egresados, ya alcanzaron las 92.

Siempre se pagan

Desde 2016 a esta parte, la Ciudad de Mendoza lleva recaudados unos $5 millones y medio producto de las multas, con un cobro estimado del 50% de la totalidad aplicada.

Desde la Comuna advirtieron de que a pesar de que todavía no se cobró una gran parte de las infracciones, a la larga todas se terminan cobrando, aunque a veces los trámites administrativos pueden demorar hasta un año.

"Las multas, para que quede claro, se pagan todas, sea de manera voluntaria, por apremio o por embargo. Hay un procedimiento administrativo que tiene plazos, lo que comprende un tiempo para un descargo, para la notificación y luego para un recurso. Después de todo ese período, comienza la vía judicial o el embargo, que también tiene otros plazos", agregó Levrino.

El embargo por ejemplo se está haciendo con ATE (Asociación de Trabajadores del Estado), mientras el pago voluntario lo hace SUTE (Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación) y lo han hecho también muchas personas multadas por contratar servicios sexuales, por uso de pirotecnia, por degradación visual o ruidos molestos.

Cambio de conductas

"Se va observando que hay una disminución considerable, porque ha ido modificándose la conducta de las personas cuando fueron sancionadas. Ya no se producen cortes de calles en el ingreso a la Ciudad de Mendoza, en San Martín y Colón, como antes", ejemplificó el funcionario, y agregó que ahora lo habitual es que se produzcan movilizaciones desde el Kilómetro 0 hasta la Legislatura, que en el caso de que no sean notificadas también son sancionables.

"En el caso de ruidos molestos, se observa que las denuncias fueron disminuyendo, sobre todo cuando se trata de domicilios particulares. En cuanto a la pirotecnia, ya casi no se escucha cuando hay festejos o movilizaciones, tanto desde el punto de vista deportivo como de protestas".