Martes, 17 de enero de 2017

La mujer que denunció a Giacchi no fue a trabajar este lunes

Para el Gobierno de Mendoza ya se hizo todo lo que se debía en el caso del ministro (ahora ex) Rubén Giacchi y sólo resta dejar que la Justicia actúe.

Para el Gobierno de Mendoza ya se hizo todo lo que se debía en el caso del ministro (ahora ex) Rubén Giacchi y sólo resta dejar que la Justicia actúe.

La estrategia es demostrar que el caso será tratado judicialmente como si el victimario fuera un ciudadano común, siguiendo los protocolos ya establecidos para abordar las denuncias de violencia de género.

En este marco, el procurador Alejandro Gullé y su adjunto, Fernando Guzzo, llamaron a conferencia de prensa para anunciar que imputaron al ex ministro por lesiones leves, sin dar detalle alguno de los hechos sucedidos el domingo por la madrugada.

Así, le permiten a Giacchi defenderse, presentar pruebas y testigos. Es decir que en breve será citado a la fiscalía de Maipú-Luján y tendrá el derecho de contar otra vez su versión o de abstenerse de declarar, según lo que crea conveniente su abogado defensor, Carlos De Casas. A la vez, se le impuso una orden de restricción de acercamiento respecto de Laura García y deberá someterse a peritajes psiquiátricos.

En cuanto a Laura García, no se aclaró si será nuevamente citada o sometida a nuevos estudios, pero fue Gullé quien deslizó que podrían llevarse a cabo otra vez porque "ella es psicóloga" y al consultársele si podría tener elementos para fingir su situación, no lo descartó de plano.

Por su parte, Guzzo explicó porque no había sido dictada la prisión preventiva para Giacchi. Según detalló: "Las personas que terminan privadas de su libertad por este tipo de situaciones son casos excepcionales. Con otro contexto, hechos anteriores o se trata de personas reiterantes".

La mujer no fue a trabajar este lunes al Ministerio de Salud, donde se desempeña en el Área de Asuntos Profesionales y Concursos, ni había presentado un pedido de licencia por violencia de género.

"Se ha dispuesto la imputación formal de él y se va a seguir el mismo protocolo que en todos los casos. El delito atribuido es el de lesiones leves" (Alejandro Gullé, procurador de la Corte).
"Hay personas que terminan presas, pero eso es porque existe otro contexto, son personas reiterantes. En este caso no habría antecedentes" (Fernando Guzzo, procurador adjunto).

Más noticias