Mendoza Martes, 26 de junio de 2018

La historia de Hugo, quien espera una cirugía desde hace 6 meses

Se realizaron el año pasado 36.200 procedimientos quirúrgicos, es decir casi 100 cirugías por día en Mendoza.

En noviembre del año pasado Hugo González (53) ingresó de urgencia al Hospital Central con un accidente cerebro vascular (ACV). Tras ser atendido y rehabilitado pasó por un extenso repertorio de chequeos generales que le permitieron a los médicos descubrir y diagnosticarle otras complicaciones: una hernia de ombligo y problemas en la vesícula.

Sus patologías, identificadas como de mediana complejidad, requieren de un procedimiento quirúrgico múltiple para ser atendidas. A mediados de febrero ingresó en una lista de espera. A nivel provincial hay actualmente unas 600 personas como Hugo aguardando ser operadas. Sin embargo, se trata de una cifra muy dinámica y cambiante, tal como explicaron desde el Ministerio de Salud.

Radiografía

En Mendoza se realizaron el año pasado 36.200 procedimientos quirúrgicos, es decir casi 100 cirugías por día, aunque la generalización solo sirve para dimensionar ya que en la práctica no se dio esta linealidad. Hubo días en los que se realizaron más operaciones y otros en las que se hicieron menos. El total representa 10% más que las que se realizaron en 2016.

El tiempo de espera en promedio no supera los tres meses, aunque casos particulares podrían rebasar ampliamente ese lapso, que en otros países como España, por ejemplo, es de hasta seis meses. Las listas incluyen procedimientos quirúrgicos no urgentes y patologías crónicas que pueden esperar entre tres y seis meses.

No acepta patologías cancerosas, ni urgencias. Todas estas van por otro carril y con otras prioridades y necesitan vías de acceso mucho más rápidas. Así lo indicó el subsecretario de Salud, Oscar Sagás. "Las listas de espera en los sistemas de salud siempre constituyen un claro factor regulador de la demanda", señaló el funcionario.

Los números oficiales corresponden a todos los hospitales de la provincia y no solo a los de cabecera del Gran Mendoza. Según Sagás, se pudo incrementar el número de atendidos y disminuir la espera de un año al otro porque desde el Gobierno se armó un nuevo esquema de gestión con una mejor administración de los recursos.

Unidades satélites

La estrategia del gobierno de Alfredo Cornejo al asumir la gestión consistió en armar unidades quirúrgicas satélites para descomprimir la actividad de los principales efectores públicos. Así, por ejemplo, se redujo la espera en el hospital Humberto Notti, que es referente en pediatría, a través de la incorporación de equipamiento y especialistas en el hospital Carrillo, en Las Heras, y el Scaravelli, en Tunuyán.

En el primero se realizaron 500 cirugías desde principio de año, mientras que en el segundo ya van 693 operaciones pediátricas desde 2016 hasta la fecha. En ese tiempo se evitaron 1.695 derivaciones de pacientes al Notti. "Es todo un desafío hacer una buena gestión de listas de espera porque se trata de conseguir equidad en términos de acceso y calidad de prestaciones a la población", dijo Sagás.

El Scaravelli cuenta con tres quirófanos y el Carrillo con dos. El Notti posee seis quirófanos activos. El Perrupato, en San Martín, tiene cuatro quirófanos activos y uno de urgencia. El Lagomaggiore seis, más uno de urgencia, y el Central, doce quirófanos de los cuales cinco son para cirugías generales. Hasta este último llega la mayoría de los accidentados y con problemas cardiovasculares y neurológicos.

El subsecretario de Salud describió que la confección de las listas de espera depende de las características del hospital, de su capacidad operativa, de su cantidad de equipos quirúrgicos, horas activas de quirófano y de los turnos quirúrgicos. Así, patologías crónicas como una intervención de vesícula, considerada no urgente, puede tener de tres a seis meses de demora aunque en el Lagomaggiore por ejemplo los pacientes no aguardan más de 60 días. El mismo procedimiento en el Central puede llegar a resolverse antes, con una espera de 30 días. Las traumatologías en el Central pueden tener 60 días de espera y en el Lagomaggiore más de este periodo.

"Los tiempos de espera en nuestro sistema de salud y en todas partes del mundo son un síntoma del desequilibrio entre la oferta y la demanda y el incremento de los costos de intervención. Hay que lograr el equilibrio para una correcta y legítima implementación", señaló Sagás para tratar de dar a entender la complejidad con la que se enfrentan a diario para poder dar respuesta a la solicitud de la gente.

Anualmente se atiende en promedio en las guardias de los hospitales públicos de Mendoza a 2 millones de personas. Sólo en los cuatro hospitales de cabecera -Central, Carrillo, Notti y Lagomaggiore- diariamente se recibe a 1.350 enfermos. En 2017 se asistió en guardias y consultorios externos a 4 millones de pacientes. Muchas de las personas que llegan a esta primera consulta de urgencia luego requieren de intervenciones quirúrgicas programadas, como le ocurre a Hugo González.

Más noticias