Mendoza Jueves, 23 de agosto de 2018

Hasta ocho meses tardan en llegar las fotomultas a los dueños de camiones

Este es uno de los principales argumentos de Aprocam para asegurar que ese sistema de medición de infracciones viales "sólo tiene fines recaudatorios" y no corrige el mal manejo.

Mientras desde la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam) aseguran que "las fotomultas tienen sólo un fin recaudatorio" e intentan dialogar con los intendentes de los municipios que comenzaron a aplicarlas, el Concejo Deliberante de Santa Rosa rechazó la licitación propuesta por la intendencia para contratar ese sistema para aplicarlo en el departamento.

"Creemos que la fotomultas tienen solo un fin recaudatorio y en ningún momento se trata de mitigar las infracciones que cometen los conductores", dijo Guido Calzetti, presidente de la asociación que reúne a los propietarios de vehículos de carga.

"Corresponde que el vehículo sea parado cuando se detecte una infracción, que se sancione al conductor y se lo notifique en el momento", agregó.

Calzetti sostuvo esto considerando que de la manera en que se están aplicando las infracciones actualmente "entre 6 a 8 meses después le llega la notificación al dueño del vehículo (en este caso la empresa transportista) y la no tiene posibilidad de hacer la defensa o el descargo".

Además indicó que "hay muchos casos en los cuales el chofer que conducía en ese momento el camión infraccionado ya no trabaja más en la empresa pero ésta tiene que pagar la multa".

También dio un argumento más que interesante: "En este momento, desde que se detecta la infracción, la mayoría por exceso de velocidad, hasta que se notifica al titular del vehículo, pasan hasta 8 meses... y durante todo ese tiempo el chofer infraccionado siguió circulando. Es decir que el único fin de este sistema es recaudatorio".

También el titular de Aprocam advirtió que "el sistema es discriminatorio, ya que las multas solo se les pueden cobrar a los vehículos argentinos. A los transportes de afuera, los de otros países, no hay forma de cobrarles".

Calzetti indicó que no solo en las rutas de Mendoza se los infracciona con fotomultas. "Tenemos muchos problemas en Santa Fe y especialmente en Córdoba". Sostuvo que en esta última provincia "las rutas pasan por el centro de muchos pueblo y los semáforos son de corta duración. Entonces el camionero pasa en verde, pero la cámara toma la patente del semi pasando en rojo. La multa llega 8 meses después y no hay forma de reclamarla".

Con respecto a la aplicación de fotomultas en la ciudad capital de Mendoza, el representante de los propietarios de camiones dijo que "hemos pedido audiencia con el intendente. Nosotros le haremos varios planteos, entre ellos el de los sectores de carga y descarga. En estos sectores se estacionan vehículos particulares que no respetan la prohibición de no estacionar y esto hace que los camiones deban estacionan en doble fila para poder descargar".