Mendoza Viernes, 15 de junio de 2018

Garay cosechó puros elogios en la audiencia pública del Senado

Su postulación como séptimo integrante de la Suprema Corte pasó sin sobresaltos en la Cámara Alta. Destacaron sus logros académicos y su trayectoria como funcionario.

Dalmiro Garay (45) ya se prueba el traje de séptimo juez de la Suprema Corte. El jueves, durante la audiencia pública convocada por el Senado de Mendoza, su postulación fue respaldada por instituciones y personas. Ampliamente. Durante la hora y cuarto de sesión, no se escuchó ni una sola voz en su contra.

Lo que se dijo del todavía ministro de Gobierno puede dividirse perfectamente en dos secciones: elogios por su accionar académico y ejecutivo, y gran expectativa en su gestión desde que remplace a Alejandro Pérez Hualde en el cuarto piso del Palacio Judicial.

Le reconocieron la altísima calidad de sus presentaciones jurídicas como estudiante y docente de Derecho y como funcionario público. Desde el Colegio de Abogados lo consideraron "aire fresco para renovar las viejas estructuras de la Corte de Mendoza". Nada menos.

La tunuyanina Patricia Fadel fue la única que puso en riesgo ese clima cordialísimo y casi ideal. Fue cuando le preguntó a Garay qué opinaba sobre la despenalización del aborto, que terminaba de recibir, minutos antes, media sanción de Diputados.

"Si es ley, debe aplicarse", intentó zanjar desplegando sus dotes de abogado, "pero si no llegara a ser ley debería llamarse a un plebiscito popular, ya que las opiniones vertidas en Diputados fueron personales, no partidarias".

Rescató el postulado para supremo "que los argentinos hayan logrado discutir" esta temática. Fadel volvió a la carga con una pregunta directa porque buscaba una respuesta concreta, palpable, acaso noticiable. Pero Garay se apegó al estratégico silencio para evitar una hipotética recusación en caso de que el asunto llegara a la Suprema Corte con formato de expediente.

La postulación de Garay deberá ser tratada en sesión secreta del Senado con bolas blancas y negras a más tardar el 26 de junio. Se descuenta que pasará sin sobresaltos. Como este jueves.

Después vendrá el juramento de Garay como supremo, a más tardar el 5 de julio, porque casi de inmediato comenzarán las vacaciones de invierno de la Justicia de Mendoza.

Más noticias