Mendoza Miércoles, 25 de abril de 2018

En la Legislatura se busca frenar el aumento del Inmobiliario

Fue presentado un proyecto de ley con el cual se intenta suspender el ajuste y revaluar su aplicación.

La nueva normativa que prevé un fuerte aumento en el Impuesto Inmobiliario a viviendas con avalúo fiscal de $2 millones o más como también a los sectores de la industria y la producción sigue sumando rechazos. Ahora fue presentado un proyecto de ley en la Legislatura de Mendoza solicitando la suspensión temporal de la aplicación del incremento.

La iniciativa fue impulsada por el diputado justicialista Omar Parisi, quien presentó el proyecto en la Cámara Baja.

El legislador advirtió que los incrementos que se vienen, en caso de aplicarse la ley 9.021 y la resolución 16/18 de la ATM (Agencia Tributaria Mendoza), "son confiscatorios" y que van a quedar fuera de la capacidad de pago de la ciudadanía.

Por esta razón propone suspender la aplicación y redefinir el porcentaje de la alícuota prevista.

El proyecto de Parisi se sumó así al planteo de inconstitucionalidad que realizó ante la Suprema Corte de Mendoza la Cámara de Desarrolladores Inmobiliarios, que nuclea a los constructores y administradores de barrios privados.

Este sector especialmente está alarmado con la medida del Poder Ejecutivo, porque casi la totalidad de los inmuebles de los barrios cerrados serán alcanzados por el aumento.

La suba, tal cual lo confirmó en su oportunidad la ATM, empezará a llegar en las boletas a partir de junio y podría alcanzar, según la cámara empresarial, incrementos de hasta el 200%.

El aumento es parte de una disposición aprobada en el artículo 11 de la ley de Avalúo para el ejercicio 2018 y además ordenada su inmediata aplicación en la resolución N° 16 del presente año de la ATM, organismo que ya notificó por mail o por cédula a los que son alcanzados por la normativa que tienen la obligación de completar la autodeclaración a través del portal web del ente recaudador.

La misma ordena que los contribuyentes propietarios de inmuebles cuyo avalúo fiscal sea de $2 millones o más tendrán que presentar una autodeclaración inmobiliaria, en la que deberán informar a la autoridad tributaria cuál es el valor de mercado del inmueble que poseen.

El objetivo del Gobierno de Mendoza es dejar de imputar el porcentaje de la alícuota sobre el valor de avalúo fiscal del inmueble para aplicarlo sobre el valor de mercado declarado, o el que la propia ATM le imponga, lo que disparará hacia arriba el Impuesto Inmobiliario.

El propio director general de Rentas de Mendoza, Ignacio Barbeira, reconoció a Diario UNO que "un inmueble que estaba pagando unos $30.000 al año pasará a pagar como mínimo unos $45.000" y argumentó que "dividido en cuotas durante todo el año no es mayor que los costos que los propietarios pagan por las expensas de un barrio privado".

También aclaró en su momento que la medida era de mínimo impacto porque afectaría a una pequeñísima porción de contribuyentes, algo que no comparte el diputado Parisi.

"Mucha gente no podrá pagar"

Al contrario, el legislador alertó de que el aumento tendrá alcance masivo y "va a ser el primer paso para que el Gobierno provincial extienda luego esta práctica a todos los contribuyentes, a los que les van a cobrar por el valor de la vivienda y no por el avalúo fiscal, que siempre es mucho menor. Si eso ocurre, mucha gente no va a poder pagar el Impuesto Inmobiliario".

Parisi explicó: "Siempre los bienes inmuebles se han declarado con el valor fiscal y no el valor de mercado. Si no se revé la alícuota que se va a aplicar, los valores que se van a pagar por el Impuesto Inmobiliario van a ser confiscatorios, sumándose a la mezcla fatal que ya hay de tarifas, combustibles y servicios".

El diputado recalcó: "Así como viene va a imponer una erogación importantísima sobre los bienes adquiridos a lo largo de la vida y esos valores van a estar por fuera de lo que cualquier persona puede pagar".

Agregó que "esto no es para unos pocos, al contrario, va a avanzar solo sobre los sectores de clase media alta y la clase media general, va a impactar en una masa importante de contribuyentes".

Parisi insistió en señalar que "estamos pidiendo que se suspenda la autodeclaración inmobiliaria que solicita la ATM como también el cobro con los nuevos valores, que se frene por un tiempo determinado y se evalúe cuál va a ser el impacto sobre el bolsillo de los mendocinos, de tal manera que lo podamos amortiguar y hacer más razonable a la normativa".

El legislador no dejó pasar el efecto negativo que el aumento tendrá en el sector industrial y de la producción que ya está jaqueado por la alta presión impositiva.

Según la ATM, del total de contribuyentes notificados, al menos la mitad son propietarios de viviendas.