Mendoza Viernes, 27 de julio de 2018

Ella es Paula Allasino, la "dueña" de la billetera de Cornejo

La directora de Presupuesto será la próxima ministra de Hacienda y la que maneje los fondos provinciales.

Tras 20 largos años una mujer vuelve a estar a cargo de las cuentas públicas mendocinas. Se trata de Paula Allasino, quien fue presentada por el gobernador Alfredo Cornejo como la nueva ministra de Hacienda de Mendoza.

Directora de Presupuesto desde que comenzó la gestión, no se encargaba sólo de hacer la listita anual de gastos de Mendoza. Durante estos dos años y medio manejó además los fondos, la billetera del Estado.

Era la mujer a la que había que ir a pedirle plata. Su fama la precede. Brava para soltar, dicen en el Gobierno que los ministros daban el OK a tal o cual partida y doña Paula le bajaba el pulgar sin derecho a réplica.

Asumirá en el cargo el próximo 1 de agosto y será la segunda mujer en ese puesto clave del gobierno provincial desde el regreso de la democracia. La anterior fue Ana María Mosso de Mortarotti, señora de fuerte carácter, que se desempeñó como ministra de Hacienda en el gobierno de Arturo Lafalla, entre 1995 y 1998.

Junto con ella también jurará ese día el ministro que se va, Lisandro Nieri. Deja Hacienda y se convertirá en el nuevo titular de Gobierno, cargo que ya habrá dejado el actual, Dalmiro Garay, porque el 31 de julio asume como miembro de la Suprema Corte de Justicia.

El anuncio de los nuevos ministros hecho por el gobernador Alfredo Cornejo fue la sorpresa del día.

Nieri no figuraba en los escasos rumores que circulaban sobre el posible remplazante de Garay. Allasino no era conocida.

La tecnocracia al poder

La novedad desnuda además una fuerte tendencia de la administración Cornejo: el equipo del Ministerio de Hacienda ya domina más de la mitad del Gobierno de Mendoza.

Claramente, el mandatario sabe que enfrenta un último año y medio duro que en 2019 se transformará en electoral y quiere tener los números bajo control con disciplina fiscal en todas las áreas. Técnicos, sin ambiciones políticas propias que aseguren los planes de continuidad para poner a fines de 2019 a un gobernador del Equipo de Gobierno, tal cual se autodefine la gestión de Cornejo.

La expansión de Hacienda comenzó con la salida de ese ministerio de Martín Kerchner, quien lo capitaneó por poco más de un año, para ser entronizado como ministro de Economía, Infraestructura y Energía tras la salida de Enrique Vaquié, quien se fue como vicepresidente al Banco Nación.

En el oficialismo siempre dijeron que Cornejo le dio ese puesto a Kerchner para elevarlo como un candidateable. El modo de conseguirlo era poniendo en sus manos el ministerio que inaugura las obras de la gestión.

Paula Allasino y Lisandro Nieri. Foto: Luis Amieva / Diario UNO.

Paula Allasino y Lisandro Nieri. Foto: Luis Amieva / Diario UNO.

También señalaban con grado de certeza: "Kerchner es Cornejo" y por esa condición de casi mano derecha del mandatario le dieron la conducción de un superministerio que atiende la actividad económica de la provincia, la obra pública y la política energética.

Ahora la casilla del Ministerio de Gobierno también será ocupada por otro hombre del equipo de Hacienda: el actual titular de la cartera, Lisando Nieri.

El gobernador le encargó continuar la tarea de Garay y comandar la reforma y modernización de la Administración Pública que se inició apenas asumió el frente Cambia Mendoza.

Paula Allasino, Alfredo Cornejo, Dalmiro Garay y Lisandro Nieri. Foto: Luis Amieva / Diario UNO.

Paula Allasino, Alfredo Cornejo, Dalmiro Garay y Lisandro Nieri. Foto: Luis Amieva / Diario UNO.

Pero además Nieri estará a cargo del ministerio que se encarga de llevar delante las negociaciones paritarias con los sindicatos estatales. Aunque nada se hace sin instrucción del mandatario, Cornejo pone un cuadro de su estricta confianza y ciento por ciento técnico para enfrentar las negociaciones salariales del año que viene, que vendrán con una fuerte discusión sobre cuál será la inflación anual, después de que los pronósticos oficiales hayan fallado groseramente por tres años consecutivos.

Paula Allasino, incondicional del gobernador, viene trabajando con él desde hace mucho en la Municipalidad de Godoy Cruz y se ve venir un año complejo por delante, ahora que le tocará comandar Hacienda.

La Nación le reducirá fondos a Mendoza por $4.100 millones para cumplir con el recorte presupuestario pautado con el FMI (Fondo Monetario Internacional).

Será dinero en efectivo que dejará de llegar, obras que no se realizarán y convenios que se caerán.

El ajuste impactará a todo el Gobierno y la ciudadanía y ella tendrá la tarea de lograr que todo cuadre sin que cambie el curso de navegación.

Dejanos tu comentario