Mendoza Domingo, 5 de agosto de 2018

El intendente tupungatino pide medidores para todos

La comuna de Hugo Soto es una de las 3 que no pertenecen al sistema de AYSAM y brindan servicio de agua propio.

Tres comunas de la provincia tienen su propio servicio de agua y sólo una de ellas se sumará a la instalación masiva de medidores que realizará AYSAM (Agua y Saneamiento Mendoza) para reducir el derroche y modificar la facturación del consumo. Se trata de Tupungato, mientras que Luján de Cuyo está haciendo una implementación propia progresiva, y en Maipú no los incorporarán y seguirán aplicando las tarifas tal como lo vienen haciendo.

La idea de Tupungato es que la provincia y AYSAM incluyan a la comuna dentro del estudio y de la posterior entrega de medidores que se realizará.

El que confirmó la medida fue el propio intendente del departamento del Valle de Uco, Gustavo Soto: "Veo bien lo que propone la provincia y estoy en conversaciones con el gobernador y con Natalio Mema para que nos incluyan porque la verdad es que lo necesitamos y sería muy beneficioso".

La situación en la comuna es similar a la del resto de la provincia, ya que a pesar de que existe una ordenanza que insta a la colocación de medidores, la realidad es que la tarifa se aplica según las mediciones del terreno y no según el consumo de los usuarios.

"Es un sistema injusto e incorrecto porque alguien puede tener un parque de 300m² de jardín pero con un sistema de riego eficiente, mientras que otro puede dejar la canilla abierta y derrochar agua una noche entera. Lo ideal es que cada uno pague por lo que consume", agregó Soto.

En Luján se usan poco

En Luján de Cuyo el 85% del radio servido lo brinda Aguas Luján, y menos del 10% del padrón tiene medidor. De esa pequeña porción, los que realmente pagan la tasa correspondiente a su consumo lo hacen de manera voluntaria.

Al igual que pasará con AYSAM cuando comience a funcionar el sistema de medidores, aquellos que tienen instalado el medidor y no consumen absolutamente nada durante el bimestre, por el motivo que sea, igual pagan un monto fijo, para hacer sustentable el modelo.

El jefe de Gabinete de la comuna lujanina, Esteban Allasino, confirmó que no implementarán una política de colocación de medidores, pero aseguró que hay una instalación paulatina que se da en cada nueva obra que se ejecuta.

"La política es que cada obra privada nueva, sea una casa, un complejo o un edificio, debe incorporar medidor. Eso de por sí es muy beneficioso y a su vez en toda renovación urbana que hace la Municipalidad, incorporamos el kit", informó el funcionario.

Quienes no utilizan el medidor están pagando en promedio entre $250 y $300 por el servicio de agua, mientras que los que tienen consumo medido generalmente pagan menos.

"Los que tienen medidores si bien no hay una cifra exacta suelen pagar menos, porque como es voluntario suelen ser personas que cuidan su economía y se controlan, siempre sabiendo que hay una parte que es un costo fijo por la infraestructura", agregó Allasino.

Maipú sin cambios

Desde la Municipalidad de Maipú informaron que por el momento no habrá ninguna modificación en la prestación y facturación del servicio, por lo que no se sumarán a la colocación de medidores de agua.

Más noticias