Mendoza Domingo, 8 de julio de 2018

El desafío de ser adolescente y vivir dos años lejos de casa

Cuatro jóvenes mendocinos viajarán becados a terminar o complementar sus estudios en distintos países. El programa es de UWC Argentina y los destinos que les tocaron son Tailandia, Gales, Japón y eSwatini

La adolescencia es una etapa de la vida difícil para muchos, divertida para otros y decisiva para la mayoría. En ese contexto, cuatro jóvenes mendocinos fueron seleccionados y becados para terminar o complementar sus estudios en distintos países por un período de dos años. Los destinos para los chicos son Tailandia, Japón, Gales y eSwatini, este último en África.

Josefina Yornet de Rosas (17), Liza Martín (18), Carolina Ochoa (17) y Martín Bruno (18) son los jóvenes mendocinos elegidos de entre más de 500 chicos argentinos que participaron para ganar esta beca, otorgada por UWC Argentina, que es parte del comité de UWC Internacional, un movimiento educativo constituido por 17 colegios distribuidos en cuatro continentes.

"Este año tenemos a dos mendocinas que se van a colegios nuevos, que son de Tailandia y Japón, pero hay otros en Estados Unidos, Canadá, Noruega, India, Armenia, entre otros. Nosotros hacemos una selección a ciegas de los chicos, sin importar la etnia, el origen, el pensamiento político, la realidad socioeconómica", explicó Cristian Salcedo, uno de los organizadores de UWC en Mendoza y graduado del programa en Gales.

Salcedo explicó que para participar los chicos debieron rendir un examen algo atípico, que todos los años cambia íntegramente para que ningún participante tenga ventaja sobre el resto, y que lo que busca es saber qué opinan los jóvenes sobre distintos temas. "Casi no hay forma de prepararse. Es mejor que no se preparen, porque es parte de ser espontáneos y ser sí mismos está bueno", agregó.

En cuanto a la beca, para algunos estudiantes es completa, es decir que no tienen que poner nada de dinero, mientras que otros deben pagar un porcentaje de los gastos. Eso depende de la situación económica de cada familia, que queda expresada en la inscripción de los jóvenes al programa. En este caso, una de las becas es completa y las otras tres no.

Allá, en el destino que les toque, los chicos viven en un campus junto con cientos de jóvenes de todo el mundo que están en su misma situación, y cursan seis materias para completar el bachillerato internacional.Las tres chicas viajarán en agosto, mientras que el joven lo hará en enero de 2019, ya que su colegio es el único ubicado en el hemisferio Sur.

Todos los interesados en participar pueden entrar a www.aruwc.org, donde se deben inscribir. Este año hay tiempo hasta el 12 de agosto.